Las 44 toneladas hacen fracasar de nuevo las negociaciones entre transportistas y cargadores

La falta de acuerdo entre transportistas y cargadores en torno a la posible implantación de las 44 toneladas deja la puerta abierta a que sea la Administración quien tome la decisión.

El proceso de negociación entre transportistas y cargadores ha fracasado sin acuerdo tras la reunión celebrada hoy, 11 de diciembre, según acaba de confirmar Fenadismer, que aclara que ha sido el rechazo de los transportistas a negociar la implantación de las 44 toneladas en España la causa de este abrupto final tras meses de encuentros en torno a una misma mesa.

El fin de las negociaciones supone no haber conseguido por parte del transporte ninguna mejora relativa a aspectos como fiscalidad, contratación del transporte, reglamentación sectorial y operaciones de transporte, a pesar de que durante las reuniones se había ido avanzando en la concreción de medidas en estos ámbitos, que por otro lado, exigirían un posterior desarrollo normativo.

Con todo, la falta de acuerdo entre transportistas y cargadores en torno a la posible implantación de las 44 toneladas deja la puerta abierta a que sea la Administración quien tome la decisión de aprobar esta modificación normativa, que viene siendo reclamada desde hace años por buena parte de la industria nacional y que incluso ha provocado sonoros enfrentamientos en el propio seno del sector del transporte, dentro del cual hay posiciones enfrentadas a favor y en contra del aumento de la masa máxima autorizada.

De hecho, fue el propio presidente del Comité Nacional del Transporte, Ovidio de la Roza, quien ya en febrero de este año, ante el arranque de un nuevo esfuerzo negociador, advirtió que resultaba más beneficioso negociar para conseguir resultados que esperar a que la Administración ceda a las presiones de los cargadores y acabe aprobando las 44 toneladas sin dar más tiempo a que haya un acuerdo en una mesa de negociación.

«El escollo principal sigue estando en la pretensión de las empresas cargadoras de incrementar el tonelaje máximo de los vehículos de transporte en España desde las actuales 40 a las 44 t, aunque sin precisar qué beneficios podrían obtener los transportistas de este aumento de la capacidad de sus camiones», explican la asociación que preside Julio Villaescusa en un comunicado.

Pese a que, según las asociaciones de cargadores (Aecoc, Aeutransmer y Trasprime), la implantación del conjunto de medidas negociadas supondrían un beneficio global para el sector superior a los 1.200 millones de euros, por contra las asociaciones de transportistas, relata Fenadismer, «desconfían de tales hipotéticos beneficios, ya que argumentan que muchas de las normas actualmente en vigor que benefician al sector son ignoradas, por lo que el estado actual del mercado del transporte no parece ser el momento más adecuado para admitir las pretensiones de las empresas cargadoras de proceder a una eventual modificación del tonelaje máximo de camiones, al no quedar constatado que haya habido una mínima mejora de las condiciones del mercado del transporte, ni siquiera durante los dos años de negociación que han llevado a cabo ambas partes, por lo que se concluyen sin acuerdo».

Asimismo, «ante la desconfianza existente en el sector del transporte por carretera, las asociaciones de transportistas consideran necesario establecer previamente una comisión de seguimiento que verifique la mejora del mercado del transporte y el grado de cumplimiento de los actuales aspectos normativos y regulatorios del sector por parte de las empresas cargadoras, antes de proceder a abordar cualquier cambio normativo en este ámbito».

Comparte en:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *