La pandemia agrava la morosidad en el transporte de mercancías

El plazo medio de pago a los transportistas se situó en los 82 días durante el mes de agosto.

Hace ya demasiado tiempo que la morosidad constituye una lacra para los transportistas en España. Sin embargo, desde que comenzara la pandemia este problema se ha agudizado, contribuyendo a hacer aún más difícil la situación de los protagonistas del sector en nuestro país. Así, mientras que en febrero el plazo medio de pago de los servicios de transporte se situaba en los 78 días de media, ese lapso ha crecido hasta los 82 días en agosto.

Así se desprende de la encuesta muestral de carácter continuo que Fenadismer, en colaboración con la Fundación Quijote para el Transporte, hace regularmente entre 800 empresas de transporte de mercancías con el objetivo de recabar información relativa a las modalidades de pago utilizadas por sus clientes para el cobro de sus servicios como los plazos medios de pago que perciben las empresas transportistas.

Esos 82 días que transcurren de media desde que se realiza el servicio de transporte hasta que el cliente hace efectivo el pago superan muy ampliamente los plazos establecidos por la Ley de Morosidad, que estipula que esa dilación no puede superar los 30 días, ampliables a 60 si existe acuerdo entre proveedor y cliente.

>Según la encuesta realizada por Fenadismer, durante el mes de agosto el 65% de los pagos realizados a los transportistas excedieron esos plazos, por lo que los efectos de la morosidad en el sector son generalizados.

De hecho, la federación de transportistas recuerda que el Ministerio de Transportes “trabaja para aprobar en los próximos meses una ley que establezca un régimen sancionador a que aquellas empresas que paguen a sus transportistas por encima de esos plazos”, por lo que “dos de cada tres cargadores e intermediarios en España podrían ser sancionados con arreglo a la nueva regulación que se aprobará previsiblemente a finales de año”.

En lo que a las modalidades de pago se refiere, los receptores de los servicios de transporte prefirieron mayoritariamente (47%) el confirming durante el mes de agosto. La segunda opción más popular fue la transferencia (37%), seguida del pagaré (14%), mientras que el cheque continúa ocupando un papel residual, con menos del 1%.

Comparte en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *