La morosidad en el transporte baja un punto en Enero y se sitúa en 83 días

El 65% de los clientes de las empresas de transporte pagan en plazos de pago superiores a los 90 días desde la prestación del servicio.

La morosidad en el transporte en Enero se situó en los 83 días de media, un punto menos que en diciembre de 2020, incumpliendo el plazo máximo legal el 68% de los clientes de los transportistas, según el el Observatorio permanente de la morosidad y los pagos en el sector del transporte por carretera puesto en marcha por Fenadismer, los cuales serán sancionados con multas de hasta 18.000 euros una vez se apruebe la nueva Ley sobre régimen sancionador que tramita el Parlamento.

En Enero se mantiene el fuerte repunte en el período de pago que sufrió en meses anteriores, situándose en 83 días de media, aunque un punto por debajo del mes de diciembre, manteniéndose una importante diferencia respecto al mes de Febrero del pasado año, esto es, el período precovid, que se situaba en 78 días de media. En este sentido, cabe recordar que el plazo medio de pago en el sector del transporte de mercancías por carretera en 2020 se situó en 84 días.

En cuanto a los medios de pago que utilizan las empresas cargadoras y operadores logísticos para pagar a sus transportistas, durante este mes de Enero de 2021 las modalidades más habituales continúan siendo por este orden la trasferencia (45%), seguido del confirming (41%), del pagaré (14%)  y el cheque (<1%).

Por lo que se refiere a los plazos de pago la situación derivada por el covid-19 en la actividad económica continúa afectado negativamente en el sector del transporte por carretera presentando datos preocupantes.  Así en el pasado mes de Enero el 65% de los pagos que se realizan a las empresas transportistas por parte de sus clientes incumplen la legislación vigente en materia de morosidad al superar el plazo máximo de 60 días a contar desde la realización del servicio, que recordemos es el plazo límite que prevé el proyecto de Ley que se tramita en el Parlamento para establecer un régimen sancionador a que aquellas empresas que paguen a sus transportistas por encima de ese plazo, el cual prevé multas de hasta 6.000 euros, que podrán incrementarse hasta los 18.000 euros en caso de reincidencia.

Además en relación al importante porcentaje de clientes que incumplen los plazos legales máximos de pago, hay que destacar que lamentablemente de ellos un 65% pagan en plazos de pago superiores a los 90 días desde la prestación del servicio, obligando al transportista a adelantar el pago del IVA ante Hacienda sin que previamente hayan cobrado de la empresa cargadora o intermediario que le contrató.

Comparte en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *