Mahle avanza en el desarrollo de nuevos sistemas de refrigerado para las baterías de automoción

Mahle propone el enfriamiento por líquido de las baterías para una carga más rápida.

MAHLE, especialista en la calefacción y refrigeración del interior y los componentes de vehículos, ha presentado el desarrollo de un sistema de refrigeración para baterías de automoción nuevo, específicamente destinado para los vehículos eléctricos que funcionan con baterías de carga rápida.

El fabricante alemán ha propuesto un sistema de refrigeración basado en la inmersión. Se trata de un refrigerante eléctricamente neutro, no conductor que fluye alrededor de las celdas, lo que garantiza que la temperatura máxima de la batería descienda notablemente durante la carga rápida y que la temperatura general se distribuya de manera mucho más homogénea.

Aunque el añadir un líquido refrigerante al paquete de baterías hace pensar en un aumento considerable del peso del conjunto, la refrigeración por inmersión, según Mahle, acorta los tiempos de carga en los coches eléctricos, por lo que las baterías pueden ser más pequeñas, lo que hace que los automóviles eléctricos sean más baratos y eficientes en el uso de recursos.

El enfriamiento por inmersión allana el camino para toda una nueva generación de sistemas de baterías”, ha señalado Martin Berger, vicepresidente de Investigación Corporativa e Ingeniería Avanzada de MAHLE. Este grupo tecnológico ha señalado que se está enfocando en las áreas donde la movilidad eléctrica aún necesita un impulso: velocidad de carga, alcance, conservación de recursos y precio. Para ello, Mahle ha iniciado la transferencia de sus conocimientos en plásticos, gestión térmica y electrónica de potencia a nuevas soluciones integradas.

Comparte en:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *