Mahle intenta revolucionar el mundo de los motores eléctricos prescindiendo de imanes y tierras raras

Prescindir de los imanes en los motores eléctricos podría ser un avance significativo.

El especialista en suministros de automoción Mahle está desarrollando actualmente un nuevo tipo de motor eléctrico que, según la empresa no requeriría imanes y que no necesitaría elementos de tierras raras; esto podría significar que la producción fuera más compatible con el medio ambiente y que aportara ventajas en términos de costes y seguridad de los recursos.

Como señala el fabricante, la característica central del nuevo motor es la transmisión de potencia inductiva y, por lo tanto, sin contacto, lo que permite que el motor funcione sin desgaste y de manera particularmente eficiente a altas velocidades. La eficiencia según Mahle está por encima del 95 por ciento en casi todos los puntos operativos, un nivel que solo lo habían logrado los monoplazas de carreras de Fórmula E. Este desarrollo es fácilmente escalable, por lo que se puede utilizar en cualquier tipo de vehículo en función de las necesidades, desde subcompactos hasta vehículos comerciales.

El nuevo motor eléctrico también se caracteriza, según sus desarrolladores, por un alto grado de durabilidad, porque la transmisión necesaria de corrientes eléctricas entre las partes giratorias y estacionarias dentro del motor se realiza sin contacto y, por lo tanto, sin desgaste. Esto hace que el motor no requiera mantenimiento y sea adecuado para una amplia gama de aplicaciones.

Durante su desarrollo, Mahle utiliza un proceso de simulación en el que varios diseños de motores se ajustan a lo largo de diferentes parámetros hasta encontrar un desarrollo óptimo. Este enfoque es significativamente más rápido y económico que los procesos convencionales.

Comparte en:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *