La transición hacia el vehículo eléctrico se está haciendo de espaldas al ciudadano y tensando el sector

Faconauto prevé que este año y también el que viene las matriculaciones de vehículos eléctricos se estanquen.

La patronal de los concesionarios, Faconauto, ha advertido durante la celebración de su XXX Congreso & Expo, que la reconversión del sector hacia la movilidad descarbonizada y el vehículo eléctrico se está haciendo sin contar con las necesidades del ciudadano medio y sin que el propio país esté todavía preparado para cumplir los exigentes plazos que marcan las políticas europeas y nacionales. Faconauto prevé que este año y también el que viene las matriculaciones de vehículos eléctricos se estanquen, con 19.000 unidades en 2021, (8,6% respecto a 2020); y 23.900 en 2022, (+ 23,1% sobre 2021) el año que viene. Habrá que esperar hasta 2026 para que esta tecnología supere el 20% de las matriculaciones, con 290.000 unidades, aunque serán los híbridos, con un peso del 50% de las ventas, los protagonistas del mercado y del favor de los conductores dentro de cinco años.

La patronal ha advertido que en España no se darán las condiciones en los próximos años para que el vehículo eléctrico tenga el respaldo de los ciudadanos, porque no se han resuelto todavía los grandes problemas vinculado a esta tecnología: la ausencia de puntos de recarga en todo el territorio o el hecho de que, por su precio, sólo sea accesible para el 19% de la población. Pese a ello, “se está haciendo una transición ecológica, sin pensar en la viabilidad del sector, para ricos y creada alrededor de un componente ideológico, desconectado de la realidad, que está penalizando al mercado y al ciudadano medio, que sólo puede comprarse un vehículo de combustión y provocando ya destrucción de empleo”, ha recalcado su presidente, Gerardo Pérez,  en el transcurso de la jornada.

Faconauto ha pedido que el sector salga del letargo en el que está y que, en el seno de la Mesa de Diálogo sectorial, se establezca una ruta pensando en el ciudadano, progresiva y racional, con la participación de las tecnologías de combustión, para avanzar hacia la descarbonización de la movilidad y alcanzar los objetivos que establece el Plan Integrado Energía y Clima y la Ley de Cambio Climático.

Esa ruta pasaría, en el corto plazo, por dinamizar el mercado para asegurar el empleo y el acceso a la movilidad de todos los ciudadanos, mediante planes de renovación del parque estatales y autonómicos, planes de achatarramiento, que podrían estar o no vinculados a la adquisición de otro vehículo, y la tan necesaria reforma fiscal verde del automóvil, vinculada al uso y “premiando” a los vehículos que puedan circular en modo 0 emisiones.

Otra línea en la que habría que avanzar, según la patronal, es en hacer que el vehículo eléctrico sea más competitivo, con la extensión de los Planes Moves y estableciendo objetivos país para generalizar la infraestructura de recarga. De igual modo, la reforma fiscal es, a juicio de Faconauto, un elemento estratégico para acelerar en la descarbonización del parque.

Comparte en:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *