La morosidad en el pago al transporte por carretera se enquista y se sitúa en 84 días de media

El transporte financia injustamente a sus cargadores por medio de la morosidad en el pago de los servicios.

Las empresas de transporte por carretera no sólo sufren los altos costes de explotación en su actividad, también y como todas las demás, han padecido y padecen los efectos de una pandemia que ha retirado muchos camiones de la carretera durante meses, se exponen a los efectos del Brexit y se han debido adaptar a un cambio en las preferencias de muchos clientes. Pero, además el transporte sufre de forma injusta un retraso permanente en los pagos de sus servicios de transporte que, parece, no hay forma de eliminar del sector.

Según el Observatorio Permanente de la Morosidad, correspondiente al mes de diciembre, los plazos de pago en el sector del transporte de mercancías por carretera se sitúan en 84 días de media, una cifra prácticamente igual a la del mes anterior. La en encuesta, realizada por Fenadismer a unos 800 transportistas, demuestra el enquistamiento de la morosidad en el sector que se aleja mucho de la legalidad que marca hasta 30 para pagar desde la prestación del servicio o hasta 60 si así lo establecen las partes. En términos absolutos, el 65 por ciento de los pagos que se realizan a las empresas transportistas por parte de sus clientes incumplen la legislación vigente en materia de morosidad.

En cuanto a los medios de pago que utilizan las empresas cargadoras y operadores logísticos para pagar a sus transportistas, durante el pasado mes de diciembre de 2020 las modalidades más habituales continúan siendo por este orden la trasferencia (45%), seguido del confirming (42%), del pagaré (12%)  y el cheque (1%).

Comparte en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *