La Generalitat de Cataluña se enfrenta a los transportistas al reclamar a Fomento la prohibición a camiones en la N-340

peajes Tarragona
Las asociaciones vecinales tienen previsto cortar la carretera N-340 el próximo jueves 8 de octubre a partir de las 18 horas a su paso por los municipios de Casas de Alcanar y l´Ametlla del Mar.

La Generalitat de Cataluña ha anunciado su intención de pedir al Ministerio de Fomento que prohíba la circulación de camiones en la N-340 a su paso por las provincias de Tarragona a Castellón, medida que supondría el desvío obligatorio de los transportistas hacia la autopista de peaje AP-7. La iniciativa fue comunicada ayer, 5 de octubre, por el director general de Transportes de la Generalitat, Pere Padrosa, a las asociaciones de transportistas de esta comunidad autónoma, las cuales se oponen frontalmente a semejante posibilidad.

Al mismo tiempo, diferentes asociaciones de vecinos de municipios situados al sur de la provincia de Tarragona han anunciado una serie de movilizaciones, solicitando la gratuidad de la autopista AP-7 para todas las categorías de vehículos, incluidos los camiones, ya que consideran a los vehículos de transporte no responsables sino victimas del estado de seguridad vial en que se encuentra la N-340, según detallan desde Fenadismer. Las asociaciones vecinales tienen previsto cortar la carretera N-340 el próximo jueves 8 de octubre a partir de las 18 horas a su paso por los municipios de Casas de Alcanar y l´Ametlla del Mar.

Desde la organización que preside Julio Villaescusa confirman el «rechazo unánime de las asociaciones de transportistas a cualquier medida que suponga la prohibición absoluta de la circulación de camiones en las carreteras nacionales, ya que ello supondría inculpar al sector del transporte por carretera como único responsable de los posibles accidentes que se producen en las carreteras, lo que es absolutamente incierto conforme a los datos estadísticos de siniestralidad vial que anualmente publica la Direccion General de Tráfico».

Llegados a este punto, Fenadismer insiste en la necesidad de implementar con carácter inmediato un conjunto de medidas que reduzcan las causas que motivan los accidentes de tráfico y que fomenten el uso de las autopistas de peaje, entre otras, reducir la velocidad máxima en la N-340 en los tramos más peligrosos estableciendo un tercer carril para favorecer los adelantamientos, e incrementar la velocidad máxima permitida en la AP-7 aplicando un programa de descuentos para hacer más atractiva su utilización.

Por otro lado, el Ministerio de Fomento sigue sin convocar la reunión con las asociaciones de transportistas que inicialmente estaba programada para el pasado 15 de septiembre, para analizar el Plan de desvío voluntario de camiones a las autopistas de peaje, la cual fue cancelada de forma inesperada un día antes, desconociéndose los motivos de su cancelación ni tampoco el porqué a fecha de hoy no se ha fijado nueva fecha para dicha reunión, critican en Fenadismer.

Comparte en:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *