Fetransa pide la dimisión de Joaquín del Moral por sus “lamentables declaraciones contra los transportistas autónomos”

En la polémica jornada, Del Moral sostuvo que “se ha producido de manera artificial un desvío hacia la figura del autónomo por culpa de los módulos”.
En la polémica jornada, Del Moral sostuvo que “se ha producido de manera artificial un desvío hacia la figura del autónomo por culpa de los módulos”.

Fetransa ha hecho público un durísimo comunicado en el que califica como «lamentables» las declaraciones efectuadas el pasado martes, 20 de septiembre, por el director general de Transporte Terrestre del Ministerio de Fomento, Joaquín del Moral, en las que el responsable ministerial se mostró “favorable a la desaparición de los módulos en 2017 para la equiparación de los regímenes fiscales” en el transporte.

Según aseguran en su escrito los responsables de Fetransa, las opiniones vertidas por Del Moral “merecen su dimisión”. La federación considera que el director general de Transporte Terrestre hizo esas declaraciones –recogidas por Todotransporte en esta noticia– “henchido por el fervor patronal”.

La referencia es evidente, pues la jornada en la que intervenía Del Moral estaba organizada por la Fundación Francisco Corell, dependiente de Astic, y se celebró en la sede de la CEOE en el centro de Madrid.

El acto llevaba por título Impacto del sector del transporte de mercancías por carretera en la competitividad de España. Según aseguran desde Fetransa, durante su discurso de clausura de la jornada Del Moral cargó “contra los transportistas autónomos como el principal mal de la competitividad del sector”.

En su intervención, Joaquín del Moral aseguró que tradicionalmente en la conformación de la estructura empresarial del sector “se ha producido de manera artificial un desvío hacia la figura del autónomo por culpa de los módulos”. Acto seguido, el mandatario de Fomento quiso dejar claro que su mensaje no iba “en contra de los autónomos, que siempre serán necesarios para que los operadores puedan dar respuesta a picos de demanda”.

Defensa de los módulos
El matiz introducido por Del Moral no convence a Fetransa, cuyos responsables afirman que “si se llega a producir la desaparición de los módulos para el transporte en el 2017 y no se mantiene el límite de facturación actual (125.000 euros al año), se producirá una fuerte subida de impuestos que asumirán en exclusiva los autónomos, es decir, que se generará mayor desajuste fiscal”.

Según los cálculos de la federación, con unos beneficios de 21.000 euros, las empresas deberán tributar el 25% por Impuesto de Sociedades, mientras que la carga fiscal soportada por los autónomos en concepto de IRPF ascendería al 30%. Mientras que el Impuesto de Sociedades permanecería inmutable en el 25% en caso de obtener beneficios de 36.000 o 60.000 euros, el porcentaje soportado por los autónomos crecería hasta el 37% y el 45%, respectivamente.

Desde Fetransa recalcan además que el Impuesto de Sociedades cuenta con “mayores desgravaciones fiscales” respecto al IRPF. Todo lo expuesto con anterioridad hace que la federación sostenga que “el régimen fiscal de módulos contribuye a una mayor armonización fiscal y a una mejora en la competitividad de nuestro sector”.

Argumento “sorprendente y contradictorio”
Sus responsables califican asimismo como “sorprendente y totalmente contradictorio” que Del Moral abogue por el fin de los módulos mientras que “el programa electoral del partido político del actual Gobierno en funciones recogiera en el apartado de Estabilidad y reformas para el empleo un punto específico: ‘1,5 millones más de emprendedores para la creación de empleo‘ y como primera medida el impulso de una ley ‘para el apoyo a los emprendedores que favorezca las nuevas iniciativas empresariales y el desarrollo de la actividad de pymes y autónomos’”.

Pese a esta declaración de intenciones, Fetransa asegura que en la pasada la legislatura todo han sido palos en las ruedas de los transportistas autónomos” por parte de la Administración. La organización subraya que “lo cierto es que uno de los principales problemas del sector es el ‘dumping social, ya que resulta más rentable para los operadores de transporte y grandes flotistas deslocalizar artificialmente una empresa en un país de Europa del Este, evadiendo impuestos y cotizaciones, que contratar a autónomos que legalmente tributan y cotizan en España”.

Y aseguran desde Fetransa que ante la situación descrita en el párrafo anterior “la Administración, especialmente la de transportes, permanece impasible sin adoptar medida normativa alguna, y desbordada porque los mecanismos de control son insuficientes”.

Comparte en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *