Trágico balance del Covid-19 para los transportistas tras haber sido el colectivo profesional más infectado

Sobre la mesa de la reunión que tendrá lugar este 4 de junio entre el ministro de Transportes y el CNTC no faltarán los resultados del estudio.

Los transportistas constituyen el colectivo profesional más infectado durante la crisis del Covid-19, según revela la encuesta sobre seroprevalencia realizada por el Gobierno español a más de 60.000 personas en toda España y de la que se ha hecho eco Fenadismer, que considera que los datos arrojados por este trabajo son «muy preocupantes sobre el porcentaje de profesionales del transporte infectados por el coronavirus, muy por encima de otros colectivos profesionales, incluido el personal sanitario».

Ante la celebración este jueves 4 de junio del esperado encuentro entre el ministro de Transportes, José Luis Ábalos, y el Comité Nacional de Transporte por Carretera, desde la organización que preside Julio Villaescusa adelantan que van a defender la necesidad urgente de prohibir que los conductores participen en las labores de carga y descarga por motivos sanitarios, así como el desarrollo del plan de medidas económico y financiero de apoyo a los autónomos y pymes planteado por las asociaciones de transportistas.

En relación con la citada encuesta, se incluye un apartado relativo a la situación laboral de los participantes en el estudio, en el que se detallan las actividades profesionales que se consideran esenciales, como son el comercio, transporte, cuerpos de seguridad, personal sanitario y cuidador de personas dependientes.

Ello ha permitido conocer los colectivos profesionales más afectados por el Covid-19, aunque en los resultados de la primera ronda del estudio publicados por el Instituto de Salud Carlos III no se incluye el desglose profesional de las personas infectadas. Ahora bien, tal y como detallan desde Fenadismer, «algunas Comunidades Autónomas sí lo han hecho público, con datos muy reveladores e impactantes para el sector del transporte por carretera», de tal manera que «el Gobierno asturiano ha confirmado a esta organización de transportistas que en los datos desagregados de la primera ronda muestran que, por sectores de actividad, la mayor proporción de casos positivos se concentra entre los trabajadores del transporte, con un 5,6%, muy por encima de los profesionales de la salud que prestan asistencia clínica, con un 3,8% y por los empleados de otros centros sanitarios, con un 3,4%».

En el estudio epidemiológico de seroprevalencia, cuya dirección científica ha correspondido al Instituto de Salud Carlos III con la colaboración tanto del Ministerio de Sanidad como de las Consejerías de Sanidad de todas las Comunidades Autónomas, han participado una muestra representativa más de 60.000 personas repartidas por toda la geografía nacional. A todos los participantes se les ha realizado un test rápido de detección de anticuerpos mediante muestra en sangre, así como una encuesta epidemiológica para conocer su situación personal y las actuaciones de riesgo que hubieran motivado un posible contagio.

«Hay que tener en cuenta que si ya de por sí su condición de trabajadores extraordinariamente móviles les convierte en trabajadores de riesgo por el Covid-19, ésta se agrava enormemente si en las plataformas y centros de carga y descarga se ven obligados a bajar de la cabina del camión e interaccionan con trabajadores de otras empresas, de diferentes centros de trabajo durante la misma jornada o la misma semana, con quienes es difícil en muchos casos preservar la distancia de seguridad», señalan desde Fenadismer, sin dejar de destacar tampoco que «a ello se une otro factor de riesgo para la salud de los conductores como es el manejo de equipos de trabajo o incluso medios de protección que no son propios, y que por tanto también manejan trabajadores de otras empresas, desconociendo la necesaria limpieza y desinfección de los mismos.

Ante la gravedad de la situación que se extrae del estudio científico, desde esta asociación de transportistas continúan sin comprender por qué el Ministerio de Transportes «sigue negándose a aprobar la prohibición de que los transportistas realicen las labores de carga y descarga de las mercancías, ya que mantener la posibilidad de que tengan que seguir realizando dichas tareas en los centros de carga y descarga, manipulando maquinarias de terceros en emplazamientos que les son ajenos, no hacen sino aumentar las posibilidades de contagio de los conductores y de contribuir a su expansión a otras personas debido a su constante movilidad, lo que además va absolutamente en contra de todas las medidas de prevención sanitaria exigidas por el Gobierno en los últimos meses».

Comparte en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *