Mazarrasa teme que otras CC.AA. comiencen a aplicar el tramo autonómico del IVMDH tras las elecciones

AMDPress.- El director general de la Asociación Española de Operadores de Productos Petrolíferos (AOP), Álvaro Mazarrasa, ha alertado sobre la posibilidad de que tras las elecciones del próximo mayo otras comunidades autónomas sigan la estela de Madrid y comiencen a aplicar el tramo autonómico del Impuesto de Ventas Minoristas de Determinados Hidrocarburos (IVMDH). Durante el acto de presentación de la Memoria Anual de AOP, celebrado ayer en Madrid, Mazarrasa explicó que los hidrocarburos en Madrid han sufrido una «penalización fiscal», pues tras la aprobación del tramo autonómico, los consumidores pagan 4,75 céntimos de euro más por cada litro de carburante, por lo que este impuesto «penaliza fiscalmente un producto que está ya gravado en un 60% en su precio de venta al público».

«Este gravamen -dijo Mazarrasa- parece más que suficiente para retribuir el supuesto gasto sanitario que producen los carburantes, ya que los productos petrolíferos soportan la más alta fiscalidad en relación al resto de las fuentes de energía». Por su parte, el presidente de AOP, Jorge Segrelles, analizó la situación internacional y afirmó que durante el pasado año los precios medios del petróleo se colocaron en 25,03 dólares el barril, con una media para los países de la OPEP de 24,35$/barril en el año 2002.

Los recortes de producción de los principales productores, dijo, como son los países de la OPEP y, además, Rusia, Noruega y Méjico durante el año 2001 y a principios del 2002 tuvieron una incidencia en los precios que se situaron a partir de marzo en torno a una banda de entre 22 y 28 $/barril. Sobre este tema, Mazarrasa, manifestó que durante el 2002 y primer trimestre de 2003 los precios antes de impuestos (PAI) tanto de la gasolina sin plomo 95 como del gasóleo A, salvo en momentos puntuales, se mantuvieron siempre por debajo o al mismo nivel que la media de la UE.

En relación al traslado de las cotizaciones internacionales a los precios finales de los productos petrolíferos, el director general explicó que el valor de los impuestos en el precio hace que éstos «no sean comparables las subidas porcentuales de las cotizaciones internacionales». «Una subida de 10 unidades en un precio de 100 sería del 10%, mientras que en precio de 200 la subida porcentual es la mitad», añadió. «Desde marzo -afirmó- y hasta los datos oficiales publicados el 5 de mayo, los precios antes de impuestos en España han bajado un 16%, 5 cts. de euro, en el caso de la gasolina sin plomo de 95 octanos y un 21%, 6,6 cts. de euro, en el caso del gasóleo A».

Comparte en:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *