Marcos Basante (Astic): «Aumentar cuatro toneladas en un camión de cinco ejes es para hacérselo mirar»

«Hay muchas restricciones técnicas e incluso los fabricantes de semirremolques nos dicen que el Ministerio de Industria no tiene clara cómo se abordaría esta modificación», advierte el presidente de Astic sobre la implantación de las 44 toneladas.

El rechazo a las 44 toneladas por parte del sector del transporte de mercancías por carretera ha vivido hoy un nuevo capítulo tras afirmar Marcos Basante, presidente de Astic, que «aumentar cuatro toneladas en un camión de cinco ejes es para hacérselo mirar: creemos que hay muchas restricciones técnicas e incluso los fabricantes de semirremolques nos dicen que el Ministerio de Industria no tiene clara cómo se abordaría esta modificación».

Otro nuevo frente normativo en el transporte tiene que ver con la sentencia del Tribunal Supremo que anula el requisito de antigüedad máxima del vehículo para obtener la licencia de transporte público de mercancías, una decisión judicial rechazada de pleno por Astic, cuyo director general, Ramón Valdivia, ha hecho hincapié en la distorsión que supone que un empresario que comienza en el sector del transporte pueda arrancar su actividad con un vehículo sin límite de antigüedad mientras que los empresarios de transporte ya en activo estén obligados a renovar o ampliar sus flotas actuales con vehículos más modernos que los que ya tienen. «Se trata de un asunto que también hay que llevar a la mesa de negociación con la Administración», ha avanzado.

La Asociación del Transporte Internacional por Carretera ha celebrado hoy en formato virtual su XLIII Asamblea General en Madrid, bajo el lema Conexión Inteligente, donde ha centrado su discurso en los retos que marcarán el horizonte más próximo del sector del transporte por carretera en España y Europa: la aprobación definitiva del Paquete de Movilidad I y sus implicaciones para las empresas, las negociaciones con la Administración, y el impacto económico de la Covid-19, que se estima en 64.000 millones de euros para toda Europa, de los cuales 5.000 millones (17%) corresponden a la huella de la pandemia en España para este sector, según la Organización Internacional del Transporte por Carretera (IRU) en su informe “Impactos del Covid-19 en el sector del transporte por carretera”.

Covid-19
La patronal del transporte internacional por carretera recuerda que las empresas del sector en Europa sufrirán unas pérdidas sin precedentes este año, debido a la crisis del coronavirus, de 64.000 millones de euros en ingresos, de los que más de 5.000 millones (17%) corresponden a España, según apunta la Organización Internacional del Transporte por Carretera (IRU) en su informe “Impactos del Covid-19 en el sector del transporte por carretera”. Los rebrotes, las nuevas restricciones y la crisis económica fruto del confinamiento han dejado al transporte de pasajeros y de mercancías bajo mínimos. La actividad de TMC registra caídas del 40-50%, mientras que la de pasajeros se ve mucho más agravada, con un desplome en Europa que superará los 80.000 millones de euros, con un descenso del 57% en sus ingresos anuales, mientras que en España sufrirá una caída de la facturación del 70%.

Una encuesta realizada por Astic a sus asociados el pasado julio revelaba que el 40% de las empresas que realizan transporte internacional se vieron obligadas a hacer expedientes de regulación de empleo (ERTE) para combatir la crisis del coronavirus, y el 8% de los entrevistados aseguró que tuvieron que tramitar despidos. Asimismo, el 56% de los operadores internacionales estimó que el número de kilómetros en vacío aumentó por encima del 30%.

Basante afirma que el sector ve “con ilusión” el futuro del transporte por carretera en España, pero al mismo tiempo reconoce que es “complicado” por todos “los desafíos que viene lastrando desde hace mucho tiempo: un déficit de 10.000 conductores profesionales, falta de interés por la profesión por parte de los jóvenes y 20.000 regulaciones y restricciones diferentes, así como la incertidumbre económica, normativa, laboral y fiscal”.

Brexit
Asimismo, desde Astic aseguran que las empresas de transporte de mercancías, pese a la destrucción del tejido empresarial y el estrangulamiento en la cuenta de resultados, lograrán adaptarse, pero queda un obstáculo aún por salvar en el asfalto: el Brexit. Recientemente Astic, junto a 30 organizaciones paneuropeas del sector, ha firmado una carta abierta remitida desde IRU a los negociadores de la UE (Michael Barnier) y de Reino Unido (David Frost), en la que urgen a alcanzar un acuerdo amistoso de libre comercio (ausencia de permisos de transporte y sistemas de cuotas) sobre la salida de UK, que impida el bloqueo normativo y permita la circulación de vehículos pesados de transporte de mercancías por carretera entre ambas partes más allá del 31 de diciembre.

“De no llegar a firmar un acuerdo amistoso, las consecuencias económicas y sociales podrán ser devastadoras, con un panorama más que probable de desabastecimiento de bienes de los mercados al no haber una regulación de los permisos, que impedirá que los camiones de toda Europa accedan al Reino Unido. Además, la ausencia de un acuerdo supondría costes adicionales a la ya dañada financiación de las empresas», alertan desde Astic.

Informe de Internacionalización de Empresas
A la luz de la aprobación definitiva del Paquete de Movilidad, la organización de transportistas que preside Marcos Basante ha presentado la revisión de la primera parte de Informe de Internacionalización de empresas, lanzado en el pasado ejercicio, bajo el título: “De lo legal a lo legítimo en el crecimiento internacional de las empresas de transporte: expansión empresarial, deslocalización, empresas buzón, dumping social”, con el respaldo del despacho de abogados Clayton & Segura (Bruselas). Asimismo, Astic ha anunciado que, de la mano de KPMG, se inicia, tras el impasse que está suponiendo la epidemia de Covid-19, la confección de la segunda parte de dicho informe, centrada en la cuantificación económica, laboral y financiera del fenómeno de la internacionalización de las empresas de transporte por carretera.

Comparte en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *