Conductor y camión deberán regresar a su país cada cuatro y ocho semanas, respectivamente, tras ser aprobado el Paquete de Movilidad

La regulación del salario mínimo de los conductores en los desplazamientos a otros países europeos se aplicará tanto en transporte internacional como al transporte interior (cabotaje).

La aprobación del Paquete de Movilidad, lograda a lo largo de la madrugada de este jueves 12 de diciembre tras alcanzarse el correspondiente acuerdo entre el Parlamento europeo, el Consejo y la Comisión, supone la llegada de una nueva normativa que viene a afectar de forma importante a la actividad del transporte por carretera en España y el resto de la UE en los próximos años.

El nuevo desembarco de reglas sobre este sector a nivel comunitario establece la obligatoriedad de que el conductor y el vehículo retornen periódicamente a su país de origen, en concreto, el conductor en un plazo máximo de cuatro semanas y el vehículo cada ocho semanas. Esta medida ha sido una de las más cuestionadas por los países del Este de Europa, «ya que impedirá que las flotas de transporte matriculadas en dichos países, trabajen de forma continua en otros Estados miembros», valoran desde Fenadismer.

Enfriamiento para el cabotaje
Otras medidas incluidas en el Paquete de Movilidad son las relativas al mantenimiento de la actual prohibición de realizar el descanso semanal normal (esto es, el de 45 horas cada dos semanas) a bordo del vehículo, así como la modificación de la actual regulación sobre el cabotaje, estableciendo un nuevo periodo de enfriamiento, que finalmente queda establecido en cuatro días, durante el cual no se podrá hacer cabotaje en el mismo país donde se ha realizado previamente.

También, se introducen nuevos requisitos para los vehículos de transporte ligero de modo que los vehículos con un tonelaje entre 2’5 y 3’5 toneladas de masa máxima que realicen transporte internacional deberán ir provistos de tacógrafo.

Además, informan desde Fenadismer, el acuerdo alcanzado incluye una nueva regulación sobre trabajadores desplazados (salario mínimo) en este sector. En concreto, la regulación del salario mínimo de los conductores en los desplazamientos a otros países europeos se aplicará tanto en transporte internacional como al transporte interior (cabotaje), exigiendo que dichos conductores perciban al menos el salario mínimo establecido en el país o países en que realice el servicio de transporte.

Sin embargo, de dicha regulación se excluirá a los transportes internacionales bilaterales, esto es, a los transportes internacionales en los que el país de origen o destino sea donde el vehículo está matriculado. Desde la organización que preside Julio Villaescusa no ocultan su satisfacción por este punto, «ya que permitirá eliminar las cargas burocráticas que pudieran existir para las empresas transportistas españolas en sus desplazamientos a otros países de la Unión Europea tanto de salida como de retorno, y a la vez ello posibilitará un mayor control de las empresas deslocalizadas principalmente en países del Este de Europa, que operan en la actualidad sin ningún control en el mercado español de transporte».

Toda la nueva regulación contenida en el Paquete de Movilidad entrará en vigor una vez sea publicado en el Diario Oficial de la Unión Europea, lo que se producirá en las próximas semanas.

La reunión del trílogo arrancó el pasado 11 de diciembre a las 20.30 horas, con la finalidad de continuar la aprobación definitiva del Paquete de Movilidad. Pese a que las diferencias entre los Estados miembros hacían peligrar la posibilidad de alcanzar una posición común, «afortunadamente», valoran desde Fenadismer, el encuentro, que se prolongó hasta altas horas de la madrugada, sirvió finalmente para alcanzar un acuerdo.

Comparte en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *