La Iru reitera que la mayoría de los estados no están preparados para la implantación del tacógrafo digital

«AMDPress.- La Iru, la Asociación Europea de Constructores de Automóviles (Acea) y el Consejo Europeo de Operadores Comerciales y de Reparación del Automóvil (Cecra), han exigido recientemente a la Comisión Europea que «»“asuma su responsabilidad y reconozca que la mayoría de los estados miembros no estarán preparados a tiempo para la implantación del tacógrafo digital»», que, según ha reiterado el propio Ejecutivo comunitario, se producirá el próximo 5 de agosto.

Según un comunicado distribuido por la Unión Internacional de Transporte por Carretera, el comisario europeo de Transportes, Jacques Barrot, debería urgir a los ministros de Transporte de la Unión Europea a retrasar la introducción obligatoria del nuevo dispositivo o a conferir carácter voluntario a su implantación.

Los preparativos que los estados miembros deben completar incluyen el ajuste de sus respectivas legislaciones nacionales, la creación de un sistema fiable para las tarjetas, la concesión de autorizaciones a los talleres especializados para activar y calibrar los tacógrafos y el establecimiento de agencias de inspección.

En este sentido, las asociaciones nacionales pertenecientes a la Iru y otras organizaciones colaboradoras aseguran que el 5 de agosto de 2005 hasta 12 de los 25 países integrantes de la Unión Europea no habrán traspuesto sus legislaciones nacionales, 15 estados no tendrán preparadas las tarjetas necesarias para el correcto funcionamiento de los tacógrafos digitales y 17 no habrán concedido las licencias a los centros autorizados para la instalación y el calibrado de los nuevos dispositivos digitales. En resumen, 17 de los 25 socios comunitarios no estarán preparados para implantar el tacógrafo digital con unas mínimas garantías de eficacia.

El delegado general de la Iru, Hubert Linssen, ha asegurado al respecto que «»“el principal objetivo del tacógrafo digital es mejorar la seguridad vial, puesto que será una herramienta para hacer cumplir los tiempos de conducción y descanso. Sin embargo -prosiguió Linssen- esta meta no podrá conseguirse sin la implementación adecuada y ahora está claro que la mayoría de los países no estarán preparados a tiempo»».

El responsable de la Iru ha concluido su declaración afirmando que «»“hacer la instalación y utilización de este dispositivo obligatoria antes de que las autoridades estén preparadas para poner en práctica su obligatoriedad no hará más que poner en duda el respeto por el cumplimiento de la ley y de la seguridad vial»».

En una respuesta escrita a las reclamaciones formuladas por el sector del transporte, Barrot ha reconocido que los fabricantes de tacógrafos digitales no están cumpliendo los plazos estipulados para lograr introducir estos aparatos en la fecha prevista y ha hecho un llamamiento para analizar el grado de preparación de los estados miembros durante el próximo Consejo Europeo de Transportes, que se celebrará los próximos días 27 y 28 de junio. En opinión de la Iru, esta convocatoria es inútil y llega demasiado tarde, por lo que el objetivo de la citada reunión debería ser decidir si se retrasa la implantación del tacógrafo digital o si ésta se efectúa voluntariamente.»

Comparte en:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *