La DGT pone en marcha una nueva campaña de vigilancia en carreteras secundarias

Un total de 1.800 patrullas de la Guardia Civil participarán en la campaña./ Canal Oficial de la Guardia Civil en Flickr
Un total de 1.800 patrullas de la Guardia Civil participarán en la campaña./ Canal Oficial de la Guardia Civil en Flickr

La Dirección General de Tráfico, DGT, pondrá en marcha desde mañana, 17 de marzo, una nueva edición de su ya tradicional ‘Plan Integral de Vigilancia en carreteras convencionales‘, con el objetivo de “reducir el riesgo de sufrir o provocar un accidente de tráfico y de detectar la actuación de conductores multi-infractores”.

La DGT ha tomado esta decisión tras constatar que 147 de las 166 (88,6%) personas fallecidas en accidentes de circulación durante los meses de enero y febrero perecieron en siniestros que tuvieron lugar en carreteras convencionales.

Tráfico emprende esta nueva edición del ‘Plan Integral de Vigilancia en carreteras convencionales’ después de que la campaña llevada a cabo en este tipo de vías el pasado mes de diciembre se saldara con 104.561 denuncias, 62.457 de ellas por exceso de velocidad. “Además, 1.284 conductores fueron también denunciados por la comisión de otra infracción”, explica el organismo que dirige María Seguí.

Durante la campaña que comienza mañana “se vigilará la velocidad, el alcohol y drogaspor ser los comportamientos de mayor riesgo, tanto por separado como combinados”. Además, el plan contempla “la realización de controles de velocidad con radares móvilesque recorrerán, de forma intensiva, este tipo de vías en las que se producen el 80% de los accidentes mortales”.

En este plan participarán las 1.800 patrullas de agentes previstas para actuación diaria, así como los 12 helicópteros de los que dispone la DGT –seis de ellos equipados con radares Pegasus-, que vigilarán y denunciarán “los más frecuentes factores de riesgo en carreteras secundarias”, entre los que se encuentran los adelantamientos antirreglamentarios, conductas temerarias, distracciones y excesos de velocidad.

Quienes sean “cazados” circulando a una velocidad superior a la permitida podrán ser también sometidos a controles para la detección de alcohol y drogas, así como a una “revisión de la documentación, para comprobar que tanto el permiso para conducir, ITV y seguro del vehículo se encuentran en regla, además de comprobar que el estado general demantenimiento del vehículo es el correcto para la circulación”.

Desde la DGT subrayan las consecuencias que el incumplimiento de las normas puede tener para los conductores, que si superan los límites de velocidad podrán ser sancionados conmultas de entre 100 y 600 euros y la pérdida de entre dos y seis puntos.

“Si además es sorprendido habiendo ingerido alcohol por encima de lo permitido también será sancionado con 500 euros y cuatro puntos”, penalización que podría incrementarse hasta los 1.000 euros y la detracción de seis puntos si el infractor es reincidente o dobla la tasa permitida. Estas infracciones también pueden, según el grado, convertirse en “delitos contra la seguridad vial, contemplados en el Código Penal con penas de prisión yprivación del permiso para conducir”.

Comparte en:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *