Construcciones Ojeda Baena incorpora a su flota ocho bañeras K-Limit de Lecitrailer

Los basculantes de obra Lecitrailer tienen un centro de gravedad más bajo con el objetivo de gozar de mayor seguridad en la circulación y la descarga.

Construcciones Ojeda Baena ha incorporado recientemente a su flota ocho bañeras K-Limit de Lecitrailer. La empresa onubense se ha decantado por los basculantes de obra del fabricante aragonés “tras analizar otras alternativas del mercado y haber comprobado que es el producto que mejor se adapta a su trabajo y que además les da la garantía de tener un servicio posventa de la propia marca”, destacan desde la marca zaragozana.

Las bañeras de obra de Lecitrailer han sido “concebidas pensando en la fiabilidad, estabilidad y seguridad”. Para alcanzar estos objetivos, los ingenieros de Lecitrailer han logrado bajar el centro de gravedad del semirremolque encastrando la caja de acero en la estructura del chasis.

Además, la vía de los ejes de disco es de 2.140 mm y la distancia entre largueros es de 1.400 mm (frente a los 1.300 que constituyen el estándar del mercado). El resultado es “un vehículo mucho más estable y, sobre todo, más seguro, tanto en circulación como en la operación de descarga por basculación”, sostienen desde Lecitrailer.

Las bañeras K-Limit cuentan con uno de los equipamientos de serie “más completos del mercado”, que incluye “suspensión neumática reforzada offroad, ballesta corta preparada para asfaltadora y chapa de protección del diaprés para evitar golpes de la misma, paragolpes abatible manual, elevador del primer eje con descenso automático y ayuda a la tracción, grupos ópticos traseros full LED y faros de trabajo LED.

Mención aparte merece el apartado de seguridad, en el que nos encontramos con “desinflado de cojines automático al bascular, gancho hi-fix de seguridad de marcha, sistema de indicador acústico para vuelco lateral y sistema luminoso indicador de carga”, enumeran desde Lecitrailer.

Desde la compañía con sede en Casetas explican que sus nuevos basculantes “son los únicos de su segmento que gozan de una protección anticorrosión mediante la aplicación del sistema KLT de cataforesis”, una técnica que “asegura una capa uniforme de imprimación de KTL de 50 micras tanto en la caja, que ha sido fabricada en aceros Hardox de máxima calidad, como en el chasis”.

Comparte en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *