Citroën actualiza su gama Jumper con más versiones y nuevas motorizaciones

El renovado Jumper está disponible hasta en ocho carrocerías diferentes.

Citroën ha lanzado recientemente al mercado su renovada gama Jumper, que ahora cuenta con dos nuevas versionesWorker y Driver-, e incorpora nuevos equipamientos, sistemas de ayuda a la conducción y motorizaciones que cumplen la normativa europea de emisiones Euro 6.2. Desde la filial española de la multinacional francesa subrayan que la nueva familia de su furgón combina “robustez y gran capacidad de carga“.

El nuevo Jumper está disponible en cuatro longitudes, tres batallas (3, 3,45 y 4,04 metros) y otras tantas alturas diferentes. Combinadas, estas opciones dan como resultado un total de ocho carrocerías de entre 8 y 17 m3 en el furgón de chapa.

El frontal ha sido rediseñado para expresar “dinamismo y robustez, y ofrece “un puesto de conducción óptimo, una arquitectura y una ergonomía que facilitan el uso y la carga, gracias a su accesibilidad y a una relación volumen útil/dimensiones exteriores al mejor nivel“, sostienen desde la firma gala.

Nuevas versiones
La versatilidad es uno de los puntos fuertes de la renovada gama Jumper, que se estructura en función del uso que le vayan a dar sus clientes. La familia está integrada por cuatro versiones, dos de ellas totalmente novedosas, Worker y Driver.

Ésta última está concebida para su utilización en largos recorridos y en rutas por zonas urbanas y extraurbanas con multitud de entregas. Destaca “por su confort de marcha” y equipa toma de carga USB, faros antiniebla, sistema de navegación y Pack Safety (incluyendo el Active Safety Brake, la Alerta de Cambio Involuntario de Carril, el encendido automático de las luces de cruce, el cambio automático de luces de carretera y el Pack Visibility con limpiaparabrisas delantero automático y el reconocimiento de señales de velocidad).

Por su parte, la versión Worker está dirigida a “profesionales que transportan materiales y que circulan sobre todo tipo de caminos, a veces de difícil acceso“. Cuenta con pasos de rueda negros, plancha de protección bajo el motor y faldones delanteros y traseros (en los furgones).

Las diferencias no son meramente estéticas, sino que este acabado se beneficia de “una mejor motricidad gracias al control de tracción inteligente asociado a unos neumáticos all season y al Hill Assist Control. En lo que al habitáculo se refiere, dispone de climatización delantera con guantera ventilada, un sistema de audio con kit manos libres Bluetooth y toma USB, un regulador-limitador de velocidad, así como un portapapeles situado en el salpicadero.

Capítulo aparte merece la seguridad. En este apartado, los ingenieros de Citroën han incorporado al renovado Jumper sistema de vigilancia del ángulo muerto (que también tiene en cuenta a un eventual remolque) y alerta de tráfico trasero (que detecta vehículos a una distancia de 50 metros cuando la marcha atrás está engranada).

Motorizaciones y versión eléctrica
En cuanto a las motorizaciones, el motor de dos litros de la anterior versión del Jumper es ahora sustituido por uno más grande, 2.2 L BlueHDi, más eficiente en términos de consumo y de emisiones de CO2 (cumple con la reglamentación Euro 6.2). Este nuevo bloque, asociado a una caja de cambios manual de seis velocidades, está disponible en tres niveles de potencia, que van desde los 120 a los 165 CV.

La marca francesa ya anunció en primavera que su nueva Jumper contará próximamente con una versión eléctrica que se fabricará en la planta italiana de Sevel para ser después electrificada y homologada por BD Auto. Estará disponible en cuatro longitudes diferentes y tendrá una autonomía de hasta 225 km en el caso de las versiones más compactas y de hasta 270 km en el de las más largas.

Comparte en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *