El Ayuntamiento de Madrid, dispuesto a flexibilizar los calendarios de reducción de emisiones si el parque de furgonetas se renueva “a un ritmo adecuado”

Sabanés ha reiterado que la puesta en marcha de Madrid Central «es una oportunidad».

La delegada del Área de Gobierno de Medioambiente y Movilidad del Ayuntamiento de Madrid, Inés Sabanés, ha mostrado hoy, 23 de abril, la predisposición del Consistorio del que forma parte para flexibilizar los calendarios de reducción de emisiones en la capital siempre que el parque de furgonetas que llevan a cabo labores de distribución urbana de mercancías en la ciudad se vaya renovando paulatinamente.

Si entre todos conseguimos que se vaya produciendo la renovación del parque de vehículos que hacen distribución urbana de mercancías a un ritmo adecuado, nosotros podemos ir modulando la implantación de las medidas coercitivas. Las zonas de bajas emisiones tienen que tener unas condiciones y un compromiso tecnológico, pero siempre que el esfuerzo común vaya dando sus frutos se pueden ir modulando esas condiciones”, ha asegurado Sabanés durante la inauguración de la jornada ‘Retos de la movilidad‘, organizada por UNO Logística en Madrid.

Durante su intervención en el acto, que se ha celebrado en la sede de la CEOE, Sabanés ha reiterado que la puesta en marcha de Madrid Central “es una oportunidad”, que no obstante “debe ir acompañada de un buen diagnóstico y de un buen sistema de ayudas”. Ésas y otras cuestiones se dirimen en la Comisión de Seguimiento de Madrid Central, un foro en el que las partes implicadas analizan el funcionamiento de la zona de bajas emisiones.

“En esos grupos de seguimiento, mi criterio es que no tiene sentido hacer un calendario y una moratoria y olvidarse hasta 2025 en lugar de hasta 2022”, ha asegurado Inés Sabanés. En su opinión, “tiene más sentido” ir evaluando de forma paulatina “a qué velocidad estamos renovando vehículos con etiqueta B en cada momento”, ha destacado la delegada del Área de Gobierno de Medioambiente y Movilidad del Ayuntamiento de Madrid.

Sabanés ha incidido en el hecho de que “es una realidad que hay que renovar las flotas”, del mismo modo que “también es una realidad que tenemos que ayudar al sector más débil de la cadena, que son los transportistas autónomos. La Administración local debe favorecer esa transición, pero no negando la necesidad de transformación, sino ofreciendo las ayudas necesarias y apoyando la innovación y la tecnología. Ahí es donde debemos trabajar. Los cambios se están produciendo, definamos las ayudas”, ha asegurado, tendiendo así la mano a los empresarios presentes en la jornada.

Diálogo con la Administración
En este sentido, el secretario general de UNO, Francisco Aranda, ha agradecido a Sabanés su presencia en la jornada y su predisposición al diálogo. “Desde hace años trabajamos y colaboramos con los principales ayuntamientos de España, con el de Madrid también”, ha reconocido el mandatario de la patronal logística, quien ha mencionado expresamente la “sensibilidad para el diálogo de Paz Valiente, Francisco López Carmona y Juan Azcárate”.

Fruto de ese diálogo se han redactado algunos documentos, como el Decálogo de la distribución urbana de mercancías (DUM), un documento que Aranda ha definido como “un marco general de trabajo que ayuda a la eficiencia de nuestras empresas. Pedimos sentido común, racionalidad y plazos razonables. La DUM sí o sí va a ser ecológica y sí o sí va a descongestionar nuestras ciudades. Pero necesitamos ayudas”, ha subrayado Aranda.

Comparte en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *