Vizcaya renueva la flota del Servicio de Extinción de Incendios con 15 vehículos equipados con Allison

La Diputación Foral de Vizcaya ha adquirido 15 vehículos equipados con cajas automáticas Allison.

La Diputación Foral de Vizcaya ha renovado cerca del 25% de la flota del Servicio de Prevención, Extinción de Incendios y Salvamento, con la adquisición de 6 autobombas urbanas pesadas, 3 autobombas nodrizas pesadas, 3 furgones de útiles y 3 autoescaleras automáticas, todos ellos equipados con cajas automáticas Allison, y que ha supuesto una inversión de 7 millones de euros.

La empresa gallega Veicar ha carrozado 9 de estos vehículos asegurándose que cada uno de ellos se adapte correctamente a las necesidades del equipo. Veicar ha entregado a Vizcaya por un lado 6 autobombas urbanas pesadas, carrozadas sobre chasis Scania P 410 B con tracción 4×4 y transmisión Allison 4000R. Tienen una capacidad de4.200 litros de agua y 200 litros de espuma. Asimismo, también ha entregado 3 autobombas nodrizas, también carrozadas sobre chasis Scania P 410 B, con las mismas características y transmisiones mencionadas anteriormente. Eso sí, cuentan con una mayor capacidad tanto de agua, de 9.000 litros, como de espuma, con 300 litros.

Como otros tantos carroceros, Veicar confía en las ventajas de las cajas automáticas Allison con quien trabaja estrechamente desde 2009. En lugar de las transmisiones manuales automatizadas que son el estándar en este modelo de Scania, Veicar ha empleado la opción del cambio automático convertidor par, en este caso el modelo de la Serie 4000TM con retardador (GA866R en la nomenclatura de Scania).

Las transmisiones Allison están diseñadas para ofrecer un mayor reprís y lograr una aceleración hasta un 35% más rápida. Cuando los camiones de bomberos atienden una emergencia van muy cargados, por lo que se les ha incorporado el retardador opcional, ya que aporta una alta capacidad de frenada, lo que permite reducir la velocidad rápidamente en los cruces.

Las transmisiones automáticas Allison ofrecen una maniobrabilidad óptima en desplazamientos sobre suelos blandos y espacios reducidos, mayor control en pendientes empinadas, suavidad en la conducción, mayor capacidad de arranque y aceleración más rápida. Esto permite alcanzar velocidades promedio más altas y economizar combustible.

Comparte en:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *