Tres de cada cuatro clientes de los transportistas pagan tarde

A pesar de que la Ley estipula que el plazo de pago no puede exceder los 60 días, en la práctica este periodo se dilata hasta los 87.
A pesar de que la Ley estipula que el plazo de pago no puede exceder los 60 días, en la práctica este periodo se dilata hasta los 87.

Tres de cada cuatro clientes que contratan servicios de transporte de mercancías pagan tarde. Ésa es al menos una de las principales conclusiones de la encuesta elaborada en diciembre de 2014 por Fenadismer y la Fundación Quijote para el Transporte para actualizar el Observatorio de la Morosidad en el sector.

En concreto, el sondeo elaborado el mes pasado entre 800 compañías de transporte de ámbito nacional revela que “el 74% de los pagos que se realizan a las empresas transportistas por parte de sus clientes incumplen la legislación vigente en materia de morosidad, al superar el plazo máximo de 60 días a contar desde la realización del servicio”.

En el último mes del año pasado el plazo medio de pago se sitúa en los 87 días, tres menos que los 90 que se registraron de media en noviembre. A pesar de esta reducción, desde Fenadismer recuerdan que en febrero de 2013 el Gobierno modificó la legislación sobre morosidad, fijando como plazo máximo de pago “30 días naturales a contar desde la prestación del servicio”, si bien este periodo podría ampliarse hasta los 60 días “si así lo hubieran pactado las partes”.

Sea como fuere, lo cierto es que esos plazos no se cumplen en casi ningún caso, motivo por el cual la Plataforma Multisectorial contra la Morosidad, organismo del que forma parte Fenadismer, tiene previsto celebrar una “cumbre reivindicativa el próximo mes de febreropara exigir al Gobierno que promueva un régimen legal sancionador contra los incumplimientos en materia de plazos máximos de pago”.

Volviendo a los resultados de la encuesta correspondiente al mes de diciembre, el trabajo de campo también ha analizado las modalidades de pago preferidas por los cargadores. En este sentido, el medio de pago preferido por los clientes de los transportistas es el confirming(36%), seguido del pagaré (un 34%) y la transferencia (un 29%). El cheque ha quedado relegado a una posición residual y sólo se utiliza en una de cada 100 operaciones.

Comparte en:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *