Schmitz Cargobull inicia la construcción de su nueva planta en Figueruelas

Andreas Schmitz espera que en las instalaciones aragonesas se alcancen en breve las 60 unidades fabricadas diariamente.

El fabricante de semirremolques Schmitz Cargobull realizará una inversión de 19 millones de euros en sus nuevas instalaciones de Figueruelas (Aragón) que ocuparán una superficie de 104.000 metros cuadrados y que se inaugurará en el próximo mes de agosto de 2022.

Las nuevas instalaciones del fabricante alemán de semirremolques frigoríficos y de lonas instalado en España desde 2002, contará con un terreno de 104.000 metros cuadrados, de los que 20.000 estarán edificados, contando con 16.000 metros cuadrados dedicados a la fabricación. Para el inicio de funcionamiento se espera contar con el mismo personal de ahora mismo, unos 250 trabajadores, aunque se supone que la producción de los nuevos productos requerirá la ampliación de la plantilla. De igual forma, la producción de sus instalaciones actuales (a tres kilómetros del nuevo emplazamiento), cifrada en 20 vehículos al día, se espera poder aumentar considerablemente en los primeros meses de funcionamiento ya que se contará con una capacidad de hasta 60 vehículos al día.

Según Andreas Schmitz, presidente de la compañía, el crecimiento y modernización de las instalaciones aragonesas es también un reflejo de “los tres objetivos principales de la compañía, la innovación sostenible, la creación de las mejores soluciones para el transporte y el desarrollo de soluciones innovadoras”.

Durante la colocación de la primera piedra, asistieron el alcalde de Figueruelas, Luis Bertol, tercero por la derecha, y el director general de Industria del gobierno de Aragón, Javier Navarro, primero por la derecha.

Las nuevas instalaciones de Schmitz Cargobull mantendrán la actual producción de semirremolques frigoríficos, lonas y vehículos para la movilidad urbana y, según el director de la planta Jordi Romero, la nueva construcción “mantendrá la misma distribución, lo que nos permitirá fabricar en el mismo sistema productivo, diferentes tipos de vehículos”, con los que “podremos adaptarnos fácilmente a la estacionalidad de la fabricación y a la posibilidad de adaptar las líneas de producción”.

Antes de la colocación de la primera piedra de las nuevas instalaciones, el consejero delegado de Schmitz Cargobull, Andreas Schmitz recordó que durante la pandemia y a escala europea, la compañía pasó de la fabricación de 63.000 unidades a 46.000 aunque ahora “prevemos fabricar 65.000 unidades y mencionando sólo este mes, llegaremos a producir 6.000 unidades”.

Comparte en:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *