Prueba del Peugeot Partner Electric: Ecológico, Eléctrico, Económico y Español

Concebido para el transporte urbano, la Partner Electric mantiene la capacidad de carga frente a las versiones térmicas.
Concebido para el transporte urbano, la Partner Electric mantiene la capacidad de carga frente a las versiones térmicas.

Peugeot ha electrificado su Partner. La apuesta de Peugeot en este segmento creciente de los vehículos eléctricos tiene dos variantes, corta y larga. La primera de ellas visita nuestras páginas y lo hace para dejarnos un magnífico sabor de boca. La oferta de vehículos eléctricos en general y de industriales en particular está empezando a crecer, y es previsible que lo siga haciendo durante los próximos años.

Son varias las ventajas e inconvenientes que ofrece un vehículo eléctrico puro, como lo es nuestra Partner Electric. La primera alegría viene de la mano de la exención del pago del impuesto de matriculación porque sus emisiones de CO2 son inferiores a 120 gramos por km, concretamente cero.

Continuando en la senda positiva, hay que destacar que estos vehículos están exentos también del pago de las tarifas correspondientes al estacionamiento en zona verde o azul que dominan las calles centrales (y no tanto) de nuestras ciudades. Este factor puede adquirir gran importancia cuando el tipo de trabajo que se realiza necesita de frecuentes detenciones en estas zonas, pues al ahorro que supone no tener que sacar “el ticket”, hay que sumar el ahorro de tiempo de buscar el parquímetro y regresar al vehículo para colocarlo tras el parabrisas.

En contra tenemos su todavía alto precio de adquisición, si bien empieza a ser competitivo gracias tanto a las ayudas del gobierno como al ahorro a largo plazo que supone su utilización habitual. Su mantenimiento es más sencillo y económico, y el tiempo dirá cómo afecta el paso de los años a estos vehículos respecto a los de motor térmico en lo que a su cotización de segunda mano se refiere, pero lo que sí queda claro a fecha de hoy es que en algunos trabajos puede ser una buena opción calculadora en mano.

Si bien 67 caballos es una cifra de potencia modesta para este segmento de vehículos equipados con motor térmico, no lo es tanto cuando hablamos de un propulsor eléctrico. Y es que su cifra de par máximo, 200 Nm…

Comparte en:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *