Peugeot aumenta la gama Partner con la versión eléctrica

El vehículo ofrece la misma carga útil que la versión térmica.
El vehículo ofrece la misma carga útil que la versión térmica.

Peugeot ha presentado la versión de propulsión eléctrica de su modelo Partner, denominada Electric, un vehículo capaz de proporcionar 170 kilómetros de autonomía a cambio de un coste en electricidad de 1,5 euros (el 70% de los usuarios, según la marca, realiza menos de 100 km diarios). Además, su sistema de baterías sin efecto memoria permite una carga rápida del 80% de sus baterías en 30 minutos, lo que aumenta la autonomía hasta más de 250 km en una jornada profesional con horario partido. La carga útil del vehículo es la misma que en la versión térmica equivalente, según confirman desde el constructor francés.

El precio del Partner Electric, ya disponible en la red comercial del fabricante, es de 24.500 sin impuestos, plan PIVE incluido, una cifra a la que habría que descontar los 5.500 euros de ayuda que ofrece el Gobierno a través del Plan Movele. Desarrollado sobre la base del Partner con motor térmico, el nuevo Partner Electric dispone de una cadena de tracción situada bajo el capó delantero y funciona con un motor eléctrico compacto de tipo síncrono con imanes permanentes. Ofrece una potencia de 67 cv y un par constante desde el arranque de 200 Nm. Su velocidad máxima es de 110 km/h.

El motor se alimenta con los dos packs de baterías de iones de litio de alta densidad energética (22,5 kW/h), situados bajo al piso a ambos lados del eje trasero, por lo que no interfieren en las dimensiones o rendimiento del vehículo. El motor, desarrollado en colaboración con Mitsubishi, está asociado a un reductor monomarcha con toma permanente. El modo de carga estándar, conectado a una fuente de electricidad convencional, requiere un tiempo de entre ocho y quince horas.

El Partner Electric se beneficia de un sistema doble de recuperación de energía, en fase de deceleración pero también en la fase activa de frenada, que permite transformar la energía cinética en energía eléctrica. De esta manera se conserva la autonomía durante su utilización. Además, el conductor puede adaptar su modo de conducción en función de los indicadores de consumo o de regeneración de energía y de consumo auxiliar (calefacción y climatización). El ordenador de a bordo muestra el consumo medio y autonomía restante. Asimismo, el vehículo dispone de una función “eco-mode” que permite que se mantenga la ventilación del habitáculo sin un sobreconsumo eléctrico preservando así la autonomía del vehículo.

El Peugeot Partner Electric está disponible en dos longitudes: L1 (4,38 m) y L2 (4,63 m). El asiento Multi-flex permite alojar a tres pasajeros y aumentar el volumen, longitud y carga útiles: hasta 4,1 m3, 3,25 m y 695 kg respectivamente. Entre el equipamiento de serie destaca el control de estabilidad y la ayuda al arranque en pendiente.

Más eficaz que un térmico
El director general de Peugeot España, Rafael Prieto, que participó en la presentación del vehículo, mostró su claro convencimiento en las “posibilidades del vehículo eléctrico”, para concretar que “si la tecnología eléctrica tiene un porvenir es dentro del mundo del reparto, ya que puede ser infinitamente más eficaz que un vehículo térmico”.

Fabricado en la planta de Vigo del Grupo PSA con una producción diaria de 12 unidades (2.000 unidades para este año) la previsión de ventas alcanza las 50 unidades en España para este ejercicio. La fábrica, la más productiva que tiene esta empresa en todo mundo y fundada en 1958, cuenta con una plantilla de 6.900 trabajadores y su producción supone el 23,3% del total de exportación de toda Galicia. El pasado año se fabricaron a tres turnos 1.850 vehículos al día de diferentes modelos de Peugeot y Citroën (entre ellos todas las versiones de los Partner y Berlingo). El primer Partner vio la luz en estas instalaciones en el año 1996.

En la planta se produjeron en 2013 406.500 vehículos y 37.800 colecciones CKD (vehículos despiezados). De esa producción, el 47% (189.000 unidades) correspondió a comerciales ligeros. Para la fabricación del Partner Electric, que se produce en la misma línea de montaje que las versiones térmicas se ha creado un taller específico de 850 m2 destinado al ensamblaje de las baterías en tres áreas: montaje, control de calidad y logística.

Comparte en:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *