Luz verde a las nuevas normas sobre conducción y descanso aplicables al sector

«AMDPress.- La Eurocámara ha dado hoy luz verde por amplia mayoría a las nuevas reglas para mejorar la seguridad de los conductores profesionales y reducir el número de accidentes en las carreteras europeas, con medidas que incluyen desde períodos más largos de descanso hasta la obligatoriedad de llevar tacógrafos digitales desde el próximo 1 de mayo en todos los camiones y autobuses nuevos. Las propuestas legislativas eran adoptadas con el apoyo del PSE y PPE, aunque con la oposición de los ‘populares’ españoles que consideran las medidas dañinas para el sector del transporte por carretera español.

La medida ha sido fuertemente criticada por el Partido Popular español y así lo explico Luis de Grandes Eurodiputado por esta formación, «»los operadores españoles van a salir muy perjudicados porque no se tienen en cuenta sus intereses y así lo han expresado todas las organizaciones empresariales del sector -Asociación Internacional de Transporte por Carretera (ASTIC), Federación Nacional Empresarial de Transporte en Autobús (FENEBUS) y Confederación Española de Transporte de Mercancías (CETM)»», explicó el ‘popular’ Luis de Grandes.

Por el contrario el comisario, Jacques Barrot, ha afirmado que el acuerdo permitirá abrir nuevos mercados y reglas más justas sobre condiciones laborales. «»Estas reglas sociales europeas crearán nuevos derechos para los trabajadores y les protegerán del «»dumping social»», aseguró tras conocer la decisión. En opinión del PP español, sin embargo, las condiciones pactadas podrían llevar a la ruina a las empresas españolas de transporte de mercancías de larga distancia y obligarán a los camioneros a emplear mucho más tiempo en el viaje de vuelta a casa. Según indicó este partido, entre los países más perjudicados se encuentran todos los periféricos como España, Portugal, Grecia e Italia.

La aprobación de las nuevas normativas, aunque se trataba de un mero trámite, significaba dar «»“luz verde»», y sin problemas, al acuerdo que habían cerrado por los Veinticinco y con el que se pretende reforzar la seguridad del transporte por carretera.. Entre las La nueva normativa obligará a los conductores a realizar paradas cada 4,5 horas y durante. Entre las nuevas disposiciones destaca el hecho de que se obligará a los conductores a un período de descanso de 11 horas -la Eurocámara pedía inicialmente doce- en dos períodos, un primero de tres horas como mínimo y un segundo de por lo menos nueve horas.

El acuerdo alcanzado entre Parlamento y Consejo incluye,por otro lado, el hecho de que el tiempo que el conductor utiliza para llegar a su lugar de trabajo no se pueda considerar como período de descanso o pausa. El tiempo diario de conducción no excederá además de las nueva horas, mientras que el tiempo máximo acumulado durante una semana será de 56 horas y de 90 en dos semanas.

En cuanto a los controles, el acuerdo incluye un aumento de los mismos desde 2008 en un 2% de las jornadas trabajadas por los conductores que entran en el ámbito de aplicación de la nueva normativa, y de un 3% a partir de 2010. Cabe recordar que el Consejo había propuesto inicialmente un aumento del 2% desde 2009 y del 3% desde 2011. Según el acuerdo, un 15% de las jornadas de trabajo controladas se referirá a controles efectuados en la carretera y al menos un 30% en los locales de las empresas. El Parlamento pedía un 15 y 50%, respectivamente.

Uno de los aspectos más difíciles en toda la negociación se habría centrado en el tema de las infracciones. Si bien el Consejo se mostró reacio inicialmente a armonizar las penas en este sector, la insistencia del Parlamento Europeo habría llevado a incluir en el texto una lista de infracciones comunes. Una vez en vigor, se considerarán infracciones graves: exceder en un 20% los límites máximos de tiempo de conducción diaria, semanal o quincenal; no respetar en un 20% los períodos mínimos de descanso diario o semanal; no respetar en un 33% la pausa mínima; y el hecho de que el tacógrafo no esté instalado de conformidad con los requisitos de la nueva normativa. Según la Comisión Europea, de esta forma un Estado miembro podrá sancionar las infracciones cometidas en otro país vecino, lo que supone una verdadera innovación.

Respecto al tacógrafo digital, el acuerdo establece que todos los vehículos nuevos deberán estar equipados con este dispositivo veinte días después de la publicación de la decisión en el Diario Oficial de la UE lo que situaría el plazo en torno a mayo. El objetivo de todas estas nuevas medidas es reforzar las medidas de control para garantizar la seguridad en el transporte por carretera y garantizar, asimismo, una competencia leal entre transportistas.»

Comparte en:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *