Los transportistas autónomos rechazan la oferta del Gobierno e insisten en la tarifa obligatoria

«TodoTransporte Digital.- El segundo día de paro en el transporte de mercancías por carretera continúa sin avances en la negociación entre los convocantes, liderados por Fenadismer, y el Gobierno. La asociación que defiende los intereses de los profesionales autónomos insiste en su petición del establecimiento de tarifas mínimas para realizar los servicios a sus clientes, los cargadores.

Por el contrario, en una reunión celebrada ayer tarde, el grueso del Comité Nacional del Transporte y las organizadores de cargadores (Aecoc, Aeutransmer y Transprime) firmaron un acuerdo en el que se rechaza precisamente el establecimiento de tarifas obligatorias, además de apoyar a la Administración para que establezca una cláusula que permita la actualización automática del precio del transporte en función de la evolución del precio del gasóleo, la actualización de la indemnización por la paralización de los vehículos, así como una regla que establece un interés en caso de abonar los servicios de transporte con más de 30 días de retraso.

Estos avances se unirían a la propuesta realizada desde el Ministerio de Trabajo, en el sentido de aplazar las cuotas a la seguridad social, reducir las cotizaciones empresariales y otras bonificaciones, y al paquete de medidas llegado desde el Ministerio de Economía, que contempla una bonificación del 50% en el Impuesto de Actividades Económicas, actuaciones para agilizar la devolución del IVA y reducción del impuesto sobre las primas de seguros, entre otras medidas.

Sin embargo, desde Fenadismer entienden que estas medidas son insuficientes para que los transportistas que secundan el paro de manera voluntaria (resulta imposible conocer cuántos vehículos no están operando por decisión propia y cuántos no lo hacen por la presión de los convocantes) depongan su actitud.

Por otro lado, el seguimiento del paro, aún con la dificultad para medir este tipo de actuaciones, está siendo considerable, debido al menos a las medidas de protesta que centenares de transportistas están llevando a cabo, principalmente en las grandes ciudades. Merece la pena detenerse en la situación que se vive en Madrid, con importantes problemas de tráfico en las principales vías de acceso debido a cortes de carril o marchas lentas, o en Barcelona, donde la policía ha tenido ya que escoltar a camiones de distribución de combustible, entre otras grandes ciudades.
»

Comparte en:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *