Los robos a transportistas se disparan un 66% y encienden todas las alarmas

La Guardia Civil califica la evolución de estos delitos como «muy preocupante»

los_robos_a_transportistas

Es muy barato delinquir en España mientras no se emplee la violencia», confiesa Gabriel Nieto, alférez de la Unidad Técnica de la Policía Judicial.

Los robos a vehículos de transporte, ya sean pesados o ligeros, se han disparado en los dos últimos años al haberse registrado un incremento del 66% tras pasar de cerca de 300 casos al año en 2012 a unos 500 entre 2013, cifra que se mantuvo en 2014, según los datos que maneja la Guardia Civil correspondientes únicamente a la demarcación de este cuerpo de seguridad. Este más que significativo incremento de estos delitos, entre los que ni siquiera figuran los relativos a enseres personales de los conductores o los que tienen que ver con el robo del gasóleo de los vehículos, llevan a la Guardia Civil a calificar la situación de «preocupante».

Tal y como detalla Gabriel Nieto, alférez de la Unidad Técnica de Policía Judicial, se ha producido en los últimos años un aumento considerable de robos en el ámbito de la paquetería, situación que relaciona con el incremento de esta actividad derivado de la evolución al alza de las ventas por internet. En relación con ello se registra «un gran aumento de los robos en núcleos urbanos», al tiempo que han crecido en mucha mayor medida los incidentes con furgonetas frente a los de camiones, que han sido tradicionalmente los vehículos más afectados por este tipo de delincuencia.

La A-4, la vía más peligrosa

Según los datos que maneja la Benemérita, la autovía de Andalucía, A-4, es la que mayor número de robos a vehículos de transporte acumula. Por otro lado, las estadísticas apuntan a que la mayor parte de incidentes son robos con fuerza pero no con violencia, al tiempo que lo normal es que el conductor esté ausente cuando se comete el asalto.

Entre las recomendaciones de la Guardia Civil no falta la conveniencia de circular en convoy, estacionar en áreas de descanso vigiladas, procurar, por parte del empresario, que el conductor no conozca de antemano la carga que va a transportar ni que la comente con desconocidos. «Los conductores deben prestar atención a posibles seguimientos», advierte Gabriel Nieto.

«Es muy barato delinquir en España»

Durante su intervención durante una jornada organizada por Aeutransmer sobre el impacto de la delincuencia en el transporte y la logística celebrada el pasado 21 de enero en Madrid, el alférez no se limitó a transmitir la negativa evolución que se registra en este campo sino que aportó su valoración personal de la coyuntura actual al confirmar que «es muy barato delinquir en España mientras no se emplee la violencia: la legislación actual en los delitos contra el patrimonio es muy laxa».

Comparte en:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *