Los ministros de Transporte de la UE fijan la implantación del tacógrafo digital para agosto de 2005

«AMDPress.- Los ministros de Transporte de la Unión Europea han acordado recientemente mantener la fecha de implantación del tacógrafo digital para el próximo 5 de agosto de 2005, contradiciendo así la posición del Parlamento Europeo, que había propuesto un aplazamiento de la entrada en vigor del nuevo dispositivo hasta el mismo día del año 2006. El acuerdo entre los máximos responsables del transporte europeo se produjo durante el almuerzo que siguió a la última reunión de Consejo de Ministros de Transporte.

El modo en el que se aprobó esta medida ha sido calificado por la Iru como «»“totalmente inapropiado»». La Unión Internacional de Transportes por Carretera ha emitido un duro comunicado en el que se pregunta «»“cómo pueden tratar los ministros asuntos tan importantes con tanta ligereza»».

El presidente del Comité de Liaison de Transporte de Mercancías de la IRU, Bertil Dahlin, ha manifestado al respecto que «»“el lanzamiento prematuro del tacógrafo digital irá en detrimento de los objetivos que se persiguen alcanzar con el nuevo dispositivo: seguridad vial, protección social y competencia justa»». En opinión de Dahlin, la decisión de los ministros de Transporte «»“supone un revés a la petición de aplazamiento realizada por el Parlamento, que reconocía que los preparativos administrativos, legales y logísticos para la implantación del tacógrafo digital no estarían listos dentro de los plazos previstos»».

El comunicado de la IRU asegura que la decisión de mantener la fecha de entrada en vigor del nuevo dispositivo en agosto de este año es «»“irresponsable y poco realista»», puesto que los fabricantes de tacógrafos aseguran que serán capaces de producir la mayor parte de los aparatos a tiempo, pero, en opinión de la asociación, no sucederá lo mismo con el software, puesto que Parlamento y Consejo aún no se han puesto de acuerdo acerca de los nuevos tiempos de conducción y descanso, que deberán ser fijados en un proceso de Conciliación que «»“no parece que pueda concluir antes del 5 de agosto de 2005″».

Además, la Iru afirma que no todos los fabricantes de tacógrafos digitales tienen una red de servicio técnico en todo el territorio europeo y, lo que es más grave, desconocen cómo han de formar a los conductores al no existir un marco legal claro. Por otra parte, los constructores de vehículos no han tenido tiempo suficiente para completar las pruebas de compatibilidad entre el nuevo dispositivo y sus unidades, especialmente en condiciones invernales, por lo que «»“la fiabilidad del nuevo dispositivo todavía no está asegurada por completo»», sostiene la asociación.

En lo que a las autoridades se refiere, las respectivas legislaciones nacionales necesarias tampoco estarán preparadas a tiempo en todos los Estados miembros, lo que creará «»“incertidumbre legal a los distribuidores de vehículos, operadores y organismos de control»». Además, los mecanismos necesarios para proveer las tarjetas necesarias para el correcto funcionamiento del tacógrafo digital tampoco se completarán con suficiente antelación en determinados países.

No es éste el caso de España, donde la Dirección General de Transporte por Carretera del Ministerio de Fomento y la Fábrica Nacional de la Moneda y Timbre, FNMT, han firmado un convenio, el tercero suscrito entre ambas partes, que tiene por objeto continuar con los trabajos de colaboración, que en esta ocasión se deberán materializar en las siguientes acciones: optimización de la infraestructura técnica creada; difusión en el sector del transporte por carretera de la implantación del tacógrafo digital; emisión y personalización de las tarjetas de control a controladores y fuerzas de vigilancia, y formación de usuarios y operadores.»

Comparte en:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *