Los confinamientos durante la pandemia impactan en la economía sumergida

Muchos particulares han recurrido a la economía sumergida repartiendo paquetería por su cuenta.

El mantenimiento de la pandemia en nuestro país y los agravamientos de la tercera ola han obligado a aplicar medidas restrictivas de la movilidad, no sólo a escala provincial, sino también a escala municipal, por lo que los tránsitos de una a otra ciudad limítrofes se han debido justificar por cuestiones laborales.

De esta manera algunas plataformas de venta por internet que venían empleado a particulares para el reparto a domicilio de sus productos han debido parar esta actividad por la imposibilidad de moverse entre provincias. Según ha denunciado Fenadismer, esta actividad que precariza la actividad del transporte y aumenta la economía sumergida, se venía realizando “en una presunta impunidad por la falta de control efectivo de dicha actividad ilegal hasta la fecha”.

En este sentido, señala la asociación de transportistas, “los confinamientos perimetrales han obligado a estas Plataformas a tener que recurrir temporalmente a la contratación de transportistas autorizados”, según ha podido saber Fenadismer “por la información facilitada por sus asociados, ante la imposibilidad de que los titulares de los vehículos particulares que venían haciendo el reparto pudieran justificar el carácter profesional de su actividad en los controles policiales establecidos”.

Comparte en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *