Los componentes electrónicos en el punto de mira de los fondos de inversión

La industria de automoción ya está experimentando una revolución y la fabricación de componentes es una parte atractiva para los inversores.

La consultora Dipcom Corporate augura un creciente interés de los fondos de inversión por las empresas especializadas en los componentes electrónicos dedicados al mundo de la automoción.

«De forma gradual las tecnologías del Internet de las cosas, IoT, para vehículos conectados y autónomos, combinados con la evolución de la Inteligencia Artificial y las redes de comunicación, apoyarán la conducción asistida (dirección, aceleración y soporte de frenado), luego se prevé que llegará la automatización condicional seguida por una alta automatización y, finalmente, una automatización completa cuando el sistema será capaz de conducir el vehículo en todas las condiciones y sin necesidad de conductor”, señala Igor Ochoa, CEO de Dipcom Corporate.

La industria automotriz europea, que representa el 6,1 por ciento del empleo total de Europa y el 7 por ciento del PIB de la UE, se enfrenta a una revolución digital en el siglo XXI en virtud del vehículo conectado y autónomo. Con la integración de los componentes del Internet de las cosas, IoT en los vehículos, se prevé que éstos pueden comunicarse entre sí, con la infraestructura circundante y con otros conductores.

En este escenario, los fondos de inversión están posicionándose en esta industria y en un nicho específico: la fabricación de componentes electrónicos y su aplicación en la automoción. España, donde la automoción representa el 10 por ciento del PIB, ha despertado el interés de los fondos de capital riesgo y se han cerrado varias operaciones.

Dipcom Corporate ha señalado que, más que invertir en el sector en general, los inversores buscan la entrada en nichos de mercado con un perfil de margen y posición en la cadena de valor. Estas inversiones destinadas al sector de los componentes electrónicos y la automoción, que en las próximas décadas vivirá su propia reconversión industrial hacia un horizonte menos contaminante y una automatización completa, hace que se los fondos y las grandes compañías también estén invirtiendo en startups mirando al futuro de la industria automovilística.

Comparte en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *