Los cargadores presionan para incluir las 44 toneladas en la modificación de pesos y dimensiones

La modificación de pesos y dimensiones genera grandes diferencias de criterio entre transportistas y cargadores.
La modificación de pesos y dimensiones genera grandes diferencias de criterio entre transportistas y cargadores.

La dinámica que enfrenta a buena parte del sector del transporte de mercancías por carretera con sus clientes, los cargadores, acerca de la próxima modificación de la normativa de pesos y dimensiones ha dado un paso más y no precisamente en la dirección de lograr un mayor entendimiento entre las partes. Y es que Aecoc, la Asociación de Empresas del Gran Consumo, acaba de solicitar al Ministerio de Fomento que incluya el aumento de MMA hasta las 44 toneladas en el citado cambio normativo, una opción que había sido descartada por la DGT en su Proyecto de Orden (leálo aquí) que fue enviado a los actores implicados para su análisis, documento que ya recibió duras críticas por parte del Comité Nacional del Transporte de Mercancías.

De esta manera, aunque el Gobierno a lo largo de los últimos meses se ha mostrado partidario de no abordar el incremento de la MMA a 44 toneladas pero sí de aprobar tanto el aumento de altura a 4,5 metros como la circulación de los megacamiones de 25 m y 60 t, ahora Aecoc insiste en la necesidad de incluir las 44 t en el próximo cambio normativo no sin acusar al Gobierno español de estar «desalentando la innovación en el transporte por carretera y anteponiendo un criterio uniformizador para todas las empresas que no es positivo ni para los usuarios de transporte ni para las empresas transportistas».

Sobre este último punto, el de la necesaria armonización europea al que se refieren con frecuencia los empresarios de transporte, en Aecoc entienden que «aunque disponer de un marco normativo europeo es bueno en la medida en que favorece un transporte entre países sin barreras, esto no debe ser un freno para implantar medidas beneficiosas en el ámbito nacional que es donde las compañías desarrollan más del 80% de su actividad».

Para esta asociación de cargadores existen estudios que confirman los beneficios que, tanto en términos económicos como medioambientales, aportaría un aumento de las capacidades de carga, y citan el elaborado por la Universidad Politécnica de Cataluña que concluye que la introducción de las 44 t permitiría ahorrar 350 millones de euros al año y reducir anualmente las emisiones de CO2 entre 105.249 y 129.000 t/año.

En cuanto a la elevación de altura hasta los 4,5 metros, medida que sí está siendo estudiada por el Gobierno, para Aecoc debe llevarse a cabo pero con carácter generar y «sin discriminar a ningún tipo de vehículo». En este sentido, recuerdan que ya se permiten los 4,5 metros de altura en sectores como automoción o transporte intermodal, «por lo que parece razonable admitir las mismas condiciones para un sector como el del gran consumo que representa el 70% de las operaciones de transporte de mercancías de carga completa».

Cabe destacar que la propuesta de la DGT contempla la exigencia de emplear vehículos adaptables en altura, lo que, explican en Aecoc, «deja fuera a una gran cantidad de empresas y, como consecuencia de ello, limita enormemente el impacto sobre la mejora competitiva de la aplicación de esta medida».

Comparte en:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *