Fetransa no cree que la desregulación del transporte provoque una entrada masiva de autónomos

«La actual escasez de conductores está provocando ya que algunos servicios no se puedan prestar con normalidad», explican en Fetransa.

El fin de la flota mínima en el transporte español por carretera derivado a la sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea no deja de suscitar reacciones. En esta ocasión ha sido Fetransa quien se ha pronunciado públicamente para reclamar al Ministerio de Fomento que «reflexione y dé marcha atrás en su intención de desregular el sector del transporte por carretera y escuche a los profesionales que venimos reclamando medidas de control ante los abusos de terceros que están provocando el desánimo y la indignación de los profesionales del sector».

A pesar del panorama que se avecina para el sector, desde esta organización de transportistas no prevén «una entrada masiva de nuevos autónomos a un sector que  es poco atractivo por la enorme responsabilidad que supone y por la escasa rentabilidad, consecuencia de la insaciable voracidad de  los cargadores«. De hecho, continúan, prueba de la falta de atractivo del sector a nivel profesional «es la actual escasez de conductores que está provocando, ya que algunos servicios no se puedan prestar con normalidad«. Con todo, rematan, «la supresión simultanea de los requisitos de flota mínima y antigüedad deja la puerta abierta en el futuro a la proliferación del fraude».

La reunión de la pasada semana en Fomento sirvió para conocer las intenciones del ministerio de cara a unos cambios normativos de calado que en todo caso no entrarán en vigor hasta el 1 de enero de 2019. La principal novedad tienen que ver con el propósito de la Administración de eliminar el requisito de antigüedad, a pesar de que la sentencia del Tribunal Europeo nada dice al respecto, decisión que para Fetransa supone, en combinación con el fin de la flota mínima, «la pérdida del valor patrimonial de las  autorizaciones de transporte y la desaparición de las ayudas al abandono de la profesión, lo que sin duda significa un varapalo importante para el colectivo».

En este contexto, este colectivo de transportistas entiende que se abre una última oportunidad que es necesario aprovechar para que, entre todos los agentes implicados, se alumbre una normativa que verdaderamente ataje los males que estos últimos años han aquejado al sector, «sobre todo la posibilidad de burlar, bajo la apariencia de legalidad, la normativa de acceso a la profesión, por lo tanto nuestras propuestas estarán encaminadas de tal manera que se promocionen flotas modernas, compatibles con la preservación del medioambiente, mejoren la seguridad vial y así mismo contribuya a asegurar que las personas que pretendan incorporarse al sector cuenten con el nivel mínimo de conocimientos exigible».

Falsas cooperativas y empresas buzón

En Fetransa siguen apostando por la existencia de autónomos y  pymes en el transporte y recuerdan que grandes problemas del sector en la actualidad como son el fraude de las falsas cooperativas y las empresas buzón, «han crecido al amparo de la actual normativa y no han sido fomentados precisamente por autónomos«.

Y en su comunicado hay espacio para la esperanza de este colectivo: «Los futuros trasportistas autónomos  serán menos vulnerables porque tendrán un mayor grado de conocimiento del sector y de la normativa en el momento de su ingreso a la profesión a través de su mejor preparación y esto puede favorecer propuestas empresariales de concentración como pueden ser las cooperativas de transportistas, centrales de compras, sociedades, etc».

Comparte en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *