El Supremo confirma la responsabilidad de pago de los cargadores si se emplea la acción directa

Con su sentencia, el Supremo confirma la responsabilidad de los cargadores en caso de impago al porteador efectivo.

La sala de lo Civil del Tribunal Supremo ha desestimado un recurso de casación interpuesto por CAT España Logística Cargo contra una sentencia dictada por la Audiencia Provincial de Zaragoza y lo ha hecho mediante una sentencia que, de hecho, viene a confirmar “que los cargadores tendrán la responsabilidad de pago en el caso que el transportista efectivo subcontratado no cobre por los portes realizados”, tal y como explican desde Atfrie.

La asociación de transporte frigorífico ha emitido un comunicado en el que subraya que con su decisión, “el Tribunal Supremo finalmente resuelve el debate sobre si la acción directa puede ejercitarla el transportista efectivo, con independencia de que el reclamado hubiera o no hecho el pago del porte al contratista a quien hubiera encargado su ejecución”.

En palabras de los responsables de Atfrie, la sentencia del Supremo (consúltela aquí) viene a confirmar que “la Disposición Adicional Sexta de la LOTT no supedita el ejercicio de la acción directa contra el cargador a que éste no haya abonado el porte al porteador contractual, sino que se trata de una acción directa a favor del que efectivamente ha realizado los portes frente a todos aquellos que conforman la cadena de contratación hasta llegar al cargador principal, como instrumento de garantía de quien ha realizado definitivamente el transporte”.

La principal consecuencia de esta decisión judicial es que “se establece, en garantía del porteador efectivo, un régimen que posibilita el doble pago, sin perjuicio de un ulterior derecho de repetición del cargador contra el porteador contractual a fin de conseguir la devolución de lo abonado finalmente al porteador efectivo”.

Atfrie interpreta que con su sentencia el alto tribunal pretende conseguir “la aplicación de una legislación más unitaria, como es el caso de la legislación francesa o italiana, a fin de evitar los inconvenientes derivados de una excesiva atomización de la realidad del transporte, con una larga cadena de subcontrataciones que permiten realizar portes sin disponer prácticamente de personal ni vehículos”.

Y concluyen desde la asociación que su objetivo es y siempre ha sido defender al sector del transporte de mercancías por carretera, “protegiéndolo de las malas prácticas y hábitos de aquellos que lo único que buscan es el canibalismo propio del sector”.

Comparte en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *