El Gobierno pretende dar un nuevo impulso al transporte ferroviario de mercancías y fijar «objetivos realistas»

El secretario general de Infraestructuras del Ministerio de Transportes, Sergio Vázquez Torrón, ha anunciado que «los fondos europeos, el compromiso del gobierno con los objetivos climáticos, y la nueva orientación del ministerio configuran una gran oportunidad para conseguir de una vez por todas que el ferrocarril gane peso en el transporte de mercancías. Una oportunidad que vamos a aprovechar con el concurso de todos actores relevantes del sector y de nuestra industria”.

Y ha indicado que los planes del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana para impulsar el transporte ferroviario de mercancías pasan por fijar objetivos realistas, a través de líneas de trabajo que ya están en marcha, como la Estrategia de Movilidad y, en particular, el programa Mercancías 30, en las que se aglutinarán medidas a corto, medio y largo plazo.

Para su definición hay abierto un diálogo entre el Ministerio, entidades públicas y privadas, otras instituciones y todos los agentes del sector, «lo que permitirá fijar una visión global de la problemática y de parámetros clave como la complementariedad e intermodalidad del transporte, la productividad, la eficiencia, la orientación al cliente y la digitalización de la cadena logística», concretan desde el Mitma.

Entre las medidas para potenciar este tipo de transporte sostenible por parte del ministerio, «se van a potenciar de manera significativa los programas de apoyo al sector, a través de los presupuestos generales del Estado y de los instrumentos financieros de la Unión Europea, como el Mecanismo de Recuperación y Resiliencia, alineando la política estatal con las medidas que están resultando más acertadas en otros estados miembros de la Unión», ha adelantado el propio ministerio a través de un comunicado.

En cuanto a las infraestructuras, se van a plantear actuaciones muy selectivas que permitan mejorar el aprovechamiento de la red disponible, en aspectos tales como la gestión de capacidad de las líneas y terminales y los conflictos con otros tráficos, especialmente en el entorno de las grandes ciudades.

Comparte en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *