Detectados ya los primeros “efectos indeseados” tras la aplicación del nuevo ROTT

“El nuevo ROTT contiene diferentes ‘sorpresas normativas’ que están afectando a un importante número de empresas transportistas”, alertan desde Fenadismer.

La entrada en vigor del nuevo Reglamento de Ordenación de los Transportes Terrestres está ocasionado efectos indeseados a las empresas transportistas y una aplicación no uniforme por parte de las Administraciones autonómicas, según el primer balance que lleva a cabo Fenadismer cuando se ha cumplido el primer mes tras la entrada en vigor del nuevo ROTT.

Así entre los efectos no previstos está la imposibilidad de rehabilitar las autorizaciones de transportes que se encontraban suspendidas temporalmente antes de la reforma, afectando a todas las empresas transportistas, incluidas aquellas que solo tuvieran una única autorización de transporte, impidiéndoles reanudar su actividad. Desde la organización que preside Julio Villaescusa se critica también la falta de concreción de los diferentes aspectos regulatorios contenidos en el nuevo ROTT, lo que “está ocasionando aplicaciones muy divergentes por parte de las Comunidades Autónomas“.

Desde esta organización de transportistas no se desaprovecha la oportunidad de señalar que “a diferencia de otros proyectos normativos promovidos por el Ministerio de Fomento, desafortunadamente la tramitación del nuevo ROTT se ha caracterizado por una incomprensible opacidad, lo que ha supuesto que, una vez aprobado el nuevo Reglamento, hayan surgido diferentes ‘sorpresas normativas’ que están afectando a un importante número de empresas transportistas”.

Así ha ocurrido, entre otras, con la nueva regulación dada a las autorizaciones de transporte que se encontraban con anterioridad en situación de “suspensión temporal” como consecuencia de la desascripción del vehículo al que estaban referida que con la regulación anterior podría ser rehabilitado incorporando otro vehículo por parte de la empresa de transporte. “Con nuevo ROTT los miles de autorizaciones que se encontraban en dicha situación de ‘baja recuperable’ han sido eliminadas automáticamente, con los consiguientes trastornos para las empresas transportistas”, denuncian.

En este sentido, es especialmente preocupante la situación en la que han quedado aquellos transportistas que sólo poseían una única autorización de transporte y ésta se encontraba suspendida. Al aplicarse dicha eliminación automáticamente también para esa única autorización de transporte, en la práctica ello supondrá “expulsar” del sector de forma automática a centenares de transportistas autónomos, que sólo podrán acceder de nuevo al sector cumpliendo los mismos requisitos que aquellos que quieran acceder por primera vez, continúan.

Así las cosas, Fenadismer recomienda a todos los transportistas que posean una única autorización de transporte en vigor para que en caso de que den de baja el vehículo al que estaba referida la autorización procedan a su sustitución inmediata por otro vehículo, a fin de evitar la pérdida de la autorización de transporte.

Asimismo, el nuevo ROTT ha introducido nuevas regulaciones en materia de autorizaciones de transporte, “en algunos casos de forma muy inconcreta”, como en lo relativo a la ampliación de flota, vinculación del gestor a la empresa transportista, pérdida del requisito de honorabilidad y otras, “lo que está ocasionando interpretaciones divergentes por parte de las Comunidades Autónomas”. Para afrontar esta situación está prevista la celebración de una reunión entre el Comité Nacional de Transporte y la Dirección General de Transporte Terrestre para clarificar y coordinar la nueva regulación establecida en la reforma del ROTT, la cual tendrá lugar el próximo miércoles 3 de abril.

Comparte en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *