Cinco bomberos forestales levantan el trofeo de campeones en la competición de Renault Trucks

Siete bomberos lograron subir al podio (cinco de ellos en primera posición), acompañados de buena parte del equipo de la organización de Renault Trucks.

Renault Trucks ha reunido a los cuerpos de bomberos más preparados en una competición única, el primer  campeonato nacional de bomberos y vehículos forestales Off Road Challenge, que se ha saldado con cinco vencedores. Se trata de Albert de Llaza (Bomberos de Barcelona), Jean Pierre Marín Fonseca (UME), Pablo Rojas (Geacam) y Angel Berrocal y Juan Ignacio Martín Abad (Bomberos Comunidad de Madrid), quienes han alcanzado el primer puesto tras obtener una idéntica puntuación que les otorgaba la victoria. Tras estos cinco ganadores, la segunda posición en el podio ha sido para Félix Rodríguez, de la UME, y el tercer puesto para Juan José Iglesias de la Junta de Extremadura.

La competición forestal, celebrada en las instalaciones de Grupo Placentina, en la localidad cacereña de Plasencia, ha contado con la participación de más de 30 bomberos de distintos cuerpos de toda España: Bombers de Barcelona, Bomberos del Ayuntamiento de Madrid, Comunidad de Madrid, Diputación de Álava, Gobierno de Aragón, Geacam (Gestión Ambiental de Castilla La Mancha), Junta de Extremadura y Diputación de Cáceres. El campeonato ha contado también con la presencia y participación de la UME, Unidad Militar de Emergencias.

La jornada incorporaba formación técnica impartida por la mañana, dando paso a la competición posterior, que tras un primer test teórico, pasaba a la acción con siete pruebas dinámicas a las que se sometieron los bomberos participantes: vadeo de ríos, doble rampa, salida e intervención en pista rápida, conducción sobre terrenos pedregosos, rampa con doble inclinación lateral, slalom y cruce de puentes.

El objetivo de esta iniciativa es poner en valor la importante labor que realizan estos cuerpos de bomberos y mostrar las técnicas que pueden optimizar este tipo de conducción en terrenos con dificultades, con una formación específica que les sirva como preparación de cara a la estación estival, en que el riesgo de incendios se incrementa de manera significativa.

Uno de los vehículos que más atención despertó fue este multipropósito de la Unidad Militar de Emergencias. Se trata de un Renault Trucks K430.18 4×4 crew cab XL carrozado por Rosenbauer.

Renault Trucks cuenta con una gama de vehículos de bomberos que no sólo cumple la UNE-EN 1846- 2 (para vehículos contra incendios y de servicios auxiliares) sino que también complementan esta norma, para reforzar las características de los camiones con mayor peso, en todo en lo relacionado con la seguridad: normativa NFS 61-517 y la XPS 61-518. Desde la aparición de estas normativas complementarias a la UNE-EN 1846- 2, la marca francesa ha desarrollado una gama completa para cada una de las tipologías que responden a las distintas necesidades en el mundo del servicio contraincendios o de emergencia.

La base de esta gama es la cabina doble, que Renault Trucks ofrece como un elemento de fabricación en serie. En Francia, esta tipología de camión se ha estandarizado conforme a esta normativa (todas las bombas forestales pesadas son cabina doble con capacidad para cuatro bomberos). En España, sin embargo, las necesidades de cada brigada forestal o cuerpo de bomberos son muy distintas.

En muchos casos, la gama existente no ha sido suficiente para cubrir las necesidades de los clientes, valorando algunos de estos elementos comunes, como la ausencia del tacógrafo digital, la derogación del modo degradado respecto a la normativa anticontaminación vigente, la predisposición para la botonería del carrocero o la posibilidad de montar cinturones con tres puntos en todas las plazas o de asientos individuales Bostrom. “La capacidad de incluir estos elementos diferenciadores ha generado una amplia demanda de Bombas Urbanas Ligeras Renault Trucks el pasado año dentro de los distintos Cuerpos de Bomberos“, destacan en la marca del rombo.

Los vehículos que han tomado parte de esta competición de vehículos forestales “Off Road Challenge by Renault Trucks” muestran el abanico disponible con configuración 4×4 dentro de la marca:

– Bomba Rural pesada de Geacam:
Se trata de un Midlum 280.14 4×4 CCR Euro IV carrozado por Incipresa. En este caso este modelo para ser carrozado como BRP se personalizó eliminando la predisposición para montaje de ERA`S (equipo de respiración autónoma) en la banqueta trasera de cuatro plazas para montar un respaldo convencional ya que esta brigada forestal no lo necesita porque no utiliza este equipamiento para su servicio. Este modelo (categoría 2/rural) hasta esta operación siempre se suministraba con rueda gemela atrás y gracias a este y otros suministros en España ya es posible ver esta versión CCR con rueda sencilla.

Uno de los vehículos participantes fue este Renault Trucks D 2.1 280.14 4×4 CCF carrozado por Iturri como bomba forestal pesada para los Bomberos de la Comunidad de Madrid .

– Bomba Forestal Pesada de Bomberos de Comunidad de Madrid:
Renault Trucks D 2.1 280.14 4×4 CCF carrozado por Iturri. El modelo estándar (categoría 3/forestal) se personalizó homologando una tercera plaza trasera ya que las dotaciones de este cuerpo son de cinco bomberos por camión. Este modelo, además, al cumplir la normativa XPS 61-518, viene de fábrica con una protección ignífuga en el cableado vital, arco interno anticolapso homologado conforme a la normativa mencionada y protecciones metálicas en elementos que pueden producir una inmovilización en una intervención.

– Bomba Forestal pesada de Junta de Extremadura:
Renault Trucks D 2.1 280.14 4×4 CCF en este caso cabina sencilla y carrozado por Incipresa. Esta operación es de las primeras realizadas desde la homologación del CCF en cabina sencilla, modelo que no se comercializa en Francia -ya que allí las dotaciones son siempre de cuatro bomberos- y que en cambio en España es muy demandado.

– Vehículo Multipropósito medio de la UME:
Renault Trucks K430.18 4×4 crew cab XL carrozado por Rosenbauer. Un ejemplo de adaptación extrema a partir de un chasis con necesidad de compatibilizar tres aplicaciones muy distintas: carga general, vialidad invernal y servicio contra incendios forestal. Gracias al falso bastidor “torsión free” de Industrias Zamarbu, que monta esta multitarea, es posible la multifunción con tiempos de intercambio de carrocería operativos y sin perder aptitudes todoterreno.

Comparte en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *