CETM-Madrid exige al Ayuntamiento la flexibilización de las restricciones al tráfico incluidas en el Plan Madrid Central

CETM-Madrid calcula que Madrid Central obligará a renovar el 90% de la flota que hoy trabaja en la capital.

CETM-Madrid ha hecho público un comunicado en el que “exige la flexibilización del calendario de acceso de los vehículos destinados a la distribución urbana de mercancías al área de Madrid Central”. Con la intención de alcanzar esa meta, la patronal madrileña ha anunciado además su incorporación a la Plataforma de Afectados por Madrid Central, una iniciativa con la que se quiere “poner en evidencia la limitación de este plan para luchar contra la contaminación atmosférica y que carece del necesario estudio de impacto sobre la actividad económica en Madrid”.

En opinión de los responsables de CETM-Madrid, la puesta en marcha de Madrid Central “no ha sido capaz de resolver las necesidades concretas para garantizar la accesibilidad y evitar el riesgo de desabastecimiento que puede provocar su entrada en vigor”.

Precisamente, para “forzar el diálogo con el Ayuntamiento de Madrid” y resolver así “las cuestiones pendientes de solución para replantearse el calendario de implantación del Plan Madrid Central”, CETM-Madrid ha suscrito el ‘Manifiesto por la sostenibilidad integral de la ciudad y por la mejora del proyecto Madrid Central’, que se presentará el día 10 de octubre y que “pretende ser la plataforma de lanzamiento de una campaña de movilización social sin precedentes”.

Las organizaciones integradas en la Plataforma de Afectados por Madrid Central consideran que “el anuncio y la tramitación de este plan debería haber marcado un punto de inflexión en la lucha contra la contaminación atmosférica y asimismo debería haber sido una herramienta especialmente útil para racionalizar el sistema de las Áreas de Prioridad Residencial (APR) actuales, incorporando las mejoras necesarias, los avances tecnológicos y la movilidad integral en el conjunto de la ciudad, teniendo en cuenta no solo la sostenibilidad medioambiental sino la sostenibilidad ciudadana, económica y social”.

A diferencia de los que reclaman otras asociaciones, como UNO, que ha pedido aplazar la entrada en vigor de las restricciones incluidas en el plan para no hacerlas coincidir con el Black Friday, “CETM-Madrid apela a una solución a largo plazo, que impida poner remiendos a un proyecto que pone en peligro la estabilidad y el futuro de las empresas del transporte de mercancías por carretera de Madrid ya que obligará a los transportistas a renovar el 90% de su flota en un plazo de seis años lo que provocará un perjuicio económico de más de 1.300 millones de euros”.

CETM-Madrid concluye su comunicado exigiendo “evitar propuestas cortoplacistas y unilaterales y abogamos por respuestas conjuntas para los diferentes sectores económicos afectados y perjudicados”.

Comparte en:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *