CCOO impugna en los tribunales la regulación sobre el uso del tacógrafo en las islas

El real decreto impugnado por CCOO regula los tiempos de conducción y descanso de las islas de entre 250 y 2.300 kilómetros cuadrados de superficie.
El real decreto impugnado por CCOO regula los tiempos de conducción y descanso de las islas de entre 250 y 2.300 kilómetros cuadrados de superficie.

La Federación de Servicios a la Ciudadanía de Comisiones Obreras, CCOO, ha interpuesto unrecurso contencioso-administrativo para impugnar el real decreto 1082/2014, que regula los tiempos de conducción y descanso en las islas con una superficie que no exceda los 2.300 kilómetros cuadrados.

Desde el sindicato aseguran haber contrastado “que incluso el Gobierno ha ido más allá de lo que reflejaba el borrador del texto”, de manera que “lo legislado es más perjudicial que lo proyectado, lo cual indica además una deslealtad en relación con las conversaciones mantenidas que debieron de proseguir sólo con una de las partes afectadas, la parte patronal, visto el resultado”.

Y eso que, tal y como avisaba en su día CCOO, el borrador inicial “ya contenía supuestas ilegalidades contrarias a la normativa europea y así se lo comunicaron al director general de Transportes Terrestres del Ministerio de Fomento”. El recurso contencioso-administrativo interpuesto por CCOO “no excluye otras actuaciones sindicales y también legales contra aquellos que incumplan la normativa europea”, explican desde el sindicato.

En caso de accidente, la responsabilidad civil de estas compañías vendrá determinada “por el Reglamento europeo 561 (capítulo III sobre la responsabilidad de las empresas, articulo 10.4), el cual les obliga a que los contratos de transporte que realizan cumplan los horarios de dicho reglamento, pero con el real decreto recién aprobado se incumplirán. Esto convertirá a los operadores turísticos en corresponsables civiles por la acción del Gobierno”, sostienen desde el sindicato.

Desde CCOO explican que el real decreto “intenta legislar basándose en una potestad amparada en el artículo 13 del Reglamento 561, pero omite el artículo 11 del mismo y algunos considerandos de la normativa europea”, por lo que el texto “abusa de su capacidad normativa y omite igualmente la relación entre el Reglamento 561, la capacidad de excepción de dicho ámbito y su relación con la directiva de jornadas especiales del transporte”.

Imprudencia con consecuencias
En opinión de la central sindical, “esta imprudencia provocará en las islas de los dos archipiélagos, canario y balear, de más de 250 y menos de 2.300 kilómetros cuadrados, que lainseguridad vial, generada artificialmente por ley, implique además inseguridad jurídicapara los operadores de turismo y los contratos de transporte que realicen, así como condiciones de explotación a los trabajadores del transporte de mercancías y viajeros, hasta la corrección por parte de éste u otro Gobierno, o el pronto esclarecimiento del recurso contencioso administrativo”.

“Si la ley les otorga la potestad de incumplir el tiempo mínimo europeo de descanso diario entre jornadas, ¿por qué reducirlo solo a ocho horas, por debajo del mínimo europeo, y no menos? ¿Se les puede ocurrir que seis horas continuadas son suficientes? ¿Qué ley limita su acción si no lo hace un reglamento europeo?”, se preguntan desde el sindicato.

Comparte en:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *