Cataluña será el destino de las mayores inversiones del ministerio de Transportes en el ejercicio 2022

La ministra de transportes durante la clausura del foro BNEW. Foto TNBP

La ministra de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, Raquel Sánchez, ha anunciado que tras la aprobación de los Presupuestos Generales del Estado para 2022, el Ministerio destina a Catalunya cerca de 3.000 millones de euros, convirtiéndose en la Comunidad que mayor dotación recibe. Se trata de unos presupuestos “históricos” destinados a la recuperación económica, a las infraestructuras, los servicios, la movilidad y la vivienda.

La titular de Transportes ha afirmado durante el acto de clausura del II Congreso Barcelona New Economy Week (BNEW), que el Gobierno está “comprometido con el desarrollo de Catalunya, para que ésta vuelva a ser el motor de transformación que el país necesita, recuperando todo su músculo industrial, capacidad exportadora, fuerza empresarial y riqueza social”. Según afirmó Sánchez, esta nueva movilidad que se ha esbozado durante el congreso BNEW, ofrece un enorme potencial, ya que, si las estimaciones se cumplen, la conectividad, la electrificación y el coche eléctrico aportarán el 15 por ciento del PIB español en 2030.

Recordó la ministra que también se está trabajando en el impulso de la Agenda Urbana, que ha de transformar las ciudades que “son el primer campo de batalla de la sostenibilidad. El ámbito desde el que combatir las desigualdades económicas y sociales y la emergencia climática a la que nos enfrentamos”. La ministra ha trasladado que se aspira a un “desarrollo económico policéntrico que ha de tener su contrapartida institucional, dando pasos decididos para conseguir la cohesión incluyendo la territorialización de los centros de decisión y los organismos de la Administración General del Estado”.

La titular de Transportes ha manifestado el compromiso del Gobierno con el desarrollo de Catalunya, recordando también que el proyecto de conversión del aeropuerto del Prat en un gran hub internacional era una gran oportunidad para Barcelona, para Catalunya y para España, ciertamente con ajuste a los requisitos medioambientales más exigentes.

Comparte en:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *