Bosch presenta el balance financiero ajustado de 2020, con mejores resultados de lo esperado

La tecnología de Bosch ha podido estar presente hasta en Marte.

Bosch, proveedor de tecnología y servicios, “ha superado bien el primer año de la pandemia de coronavirus», dijo Volkmar Denner, presidente del Consejo de Administración de Robert Bosch, en la conferencia de prensa de presentación del balance anual de la compañía.

«Somos uno de los ganadores en la transición hacia la electromovilidad y estamos expandiendo significativamente nuestro negocio de software al vincularlo con la inteligencia artificial», señaló Denner sobre la reorientación de la compañía que actualmente está combinando el internet de las cosas, IoT, con la inteligencia artificial, AI, y apuesta por que la electromovilidad le permitirá desarrollar nuevas oportunidades de negocio gracias a los profundos cambios tecnológicos y ecológicos que, actualmente, se están produciendo.

En tecnología de propulsión, la electromovilidad se está consolidando como el principal negocio de Bosch. Denner informó que la compañía está realizando importantes inversiones anticipadas en esta área: otros 700 millones de euros este año. Hasta ahora, sus inversiones en electromovilidad ascienden a 5.000 millones de euros. Actualmente, los ingresos por ventas de Bosch en componentes para propulsión eléctrica están creciendo el doble de rápido que el mercado, casi un 40 por ciento. El objetivo es multiplicar por cinco las ventas anuales hasta alcanzar unos 5.000 millones de euros en 2025 y el equilibrio un año antes.

A finales de 2020, Bosch había obtenido pedidos por valor de más de 20.000 millones de euros. Tal y como explicó Denner, la tecnología de Bosch ha llegado incluso a Marte dentro de la misión actual de la NASA. Los sensores especiales de aceleración y velocidad de giro de Bosch son los responsables de estabilizar el helicóptero Mars Ingenuity, que ha estado enviando espectaculares imágenes desde el Planeta Rojo. Por otra parte, en el primer trimestre del año, las ventas del Grupo Bosch aumentaron un 17 por ciento por ciento interanual.

El ejercicio económico 2020 resultó ser alentador, a pesar de la pandemia, con un EBIT operativo de 2.000 millones de euros (ajustado por los efectos de las asignaciones del precio de adquisición de Automotive Steering y BSH Hausgeräte) le proporciona a Bosch una base sólida sobre la que continuar invirtiendo en áreas de importancia futura. Con unas ventas que ascendieron a 71.500 millones de euros, el gasto en investigación y desarrollo se mantuvo esencialmente sin cambios en los 5.900 millones de euros y el margen EBIT alcanzó el 2,8 por ciento. Ajustado por los gastos de reestructuración, que además gravaron el resultado en 2020, la cifra fue del 4,7 por ciento.

Comparte en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *