Anfacar pide servicios mínimos en las ITVs para que inspeccionen los vehículos reformados

Anfacar denuncia que hay incluso vehículos con la inspección hecha y que no pueden circular por la paralización en la expedición de documentación.

Anfacar ha hecho un llamamiento público para la apertura de las ITVs en servicios mínimos con el objetivo de que estas instalaciones puedan realizar -mediante cita previa– las inspecciones de los vehículos que están siendo reformados por los socios de la entidad andaluza.

Cabe recordar que la declaración del estado de alarma fue suspendido el servicio de ITV para cualquier tipo de inspección de vehículos en todo el territorio nacional, así como los plazos administrativos de vigencia de permisos, autorizaciones, licencias o documentación acreditativa que requieran prórroga expresa o nueva autorización.

Desde Anfacar recuerdan que esta situación “afecta a las inspecciones técnicas que de forma periódica tienen que realizar los vehículos”. Pero también toca de lleno a aquellos otros vehículos que “requieren la inspección previa de las ITV para poder seguir circulando reglamentariamente”, concretamente aquellos que han sido sometidos a “una reforma para adaptarlo a furgón frigorífico, ambulancia, equipos de conservación de carrera, emergencias, maquinaria agrícola arrastrada”.

Y recuerdan desde la asociación de carroceros de andaluces que el cierre del servicio de ITV desde el inicio del estado de alarma no permite este tipo de inspecciones”, lo que, consecuentemente, impide la legalización de las mencionadas reformas de vehículos, que “en muchos casos se hicieron antes de cierre de las ITV”.

Según aseguran desde Anfacar, esta situación “afecta a un considerable número de vehículos industriales y comerciales, todos ellos destinados al uso exclusivamente profesional y que no pueden ser legalizados desde hace más de un mes. Incluidos los vehículos ya inspeccionados que estaban a la espera de la documentación pertinente rectificada”, afirman.

Esta situación no afecta sólo a los transportistas, sino también a aquellos talleres que llevan a cabo las reformas. Pero “sobre todo, – insisten desde Anfacar- a la sociedad que en estos momentos de emergencia necesita más que nunca disponer de este tipo de vehículos. Cientos de vehículos en esta situación podrían estar operativos y al servicio de la ciudadanía”, subrayan desde la asociación.

Comparte en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *