Anfac desvela que España está en el vagón de cola europeo en la electromovilidad

España se aleja con rapidez de la media europea en electromovilidad.

El Barómetro de Electromovilidad referente al primer trimestre de 2021 que realiza Anfac destaca que las cifras del inicio del año son muy similares a las del cierre del ejercicio anterior, aunque con un ligero aumento de 2,3 puntos en el índice global de electromovilidad, alcanzando los 20,9 puntos sobre 100. Este índice valora la penetración de vehículos electrificados y la instalación de infraestructuras de recarga de acceso público.

La puntuación que alcanza España acentúa la brecha con la media europea, que se sitúa en una valoración de 44,5 puntos sobre 100, con un crecimiento de más de 4 puntos en el primer trimestre de 2021. Con todo, el Barómetro elaborado por la Asociación Nacional de Fabricantes de Automóviles y Camiones destaca que España se encuentra en la tercera posición por la cola en la electromovilidad europea.

En el ámbito nacional, cuatro comunidades autónomas se sitúan por encima de la media de España. En el primer trimestre, Madrid obtiene una mejora de 3,3 puntos, ocupando la primera posición del indicador global de electromovilidad, con una valoración de 28,4 puntos.

Le sigue Baleares, que es la comunidad con mayor crecimiento (+4,4 puntos). Se sitúa en 26,8 puntos. Las otras comunidades que se colocan en puestos destacados y por encima de la media son Cataluña y Asturias, con una valoración de 24,0 y 21,0 puntos, respectivamente.

Durante el primer trimestre, España ha descendido una posición en el ranking europeo a pesar del ligero incremento de su puntuación. En términos generales, obtiene una valoración de 34 puntos sobre 100, con un crecimiento de 2,4 puntos. Este ascenso está muy lejos de la media, en donde el indicador creció 9,3 puntos. Esto nos sitúa solo por delante de Hungría y República Checa.

En el trimestre anterior España se situaba por delante de Italia, pero el incremento de 5,9 puntos del país en este último barómetro se ha debido en gran parte al plan de ayudas puesto en marcha en el país transalpino, que ha propiciado una fuerte de demanda de vehículo electrificado.

El crecimiento de las ventas de los vehículos electrificados en el primer trimestre, que triplicaron el dato registrado en 2019 (antes de la pandemia) no ha sido suficiente para la mejora de España, que se mantiene en la cola de Europa. El resultado del primer trimestre muestra que España se encuentra incluso más lejos de la media europea, que se sitúa en 73,7 puntos. Mantiene un ritmo de desarrollo similar a los países de la zona baja del ranking, pero se está alejando de los países líderes en electrificación como Alemania (+9,7 puntos), Noruega (+9,2 puntos) o Reino Unido (+5,4 puntos).

Comparte en:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *