Volvo Trucks muestra la tecnología de sus camiones eléctricos para transporte pesado

Los nuevos camiones pesados para los segmentos de transporte y construcción regionales de Volvo están disponibles con dos alturas de chasis alternativas.

Con el inicio de las ventas de tres nuevos camiones completamente eléctricos, FH, FM y FMX,  Volvo Trucks ya ofrece a sus clientes una gama completa de cinco modelos de camiones electrificados en Europa. La producción de los nuevos camiones comenzará en un principio con las unidades tractoras a lo largo de la segunda mitad de 2022 para seguir con las unidades rígidas a principios de 2023.

Los nuevos camiones pesados para los segmentos de transporte y construcción regionales tienen un peso bruto combinado (GCW) de hasta 44 toneladas y están disponibles con dos alturas de chasis alternativas, con unas distancias entre ejes de 3800 a 6700 mm y una variedad de dos, tres o cuatro configuraciones de eje.

Tres motores eléctricos se combinan con la probada caja de cambios I-Shift de Volvo Trucks, que tiene una nueva estrategia única de cambio de marcha optimizada para operaciones eléctricas. Juntos, los motores y la caja de cambios I-Shift constituyen una potente cadena cinemática de propulsión eléctrica que ofrece una capacidad de conducción de alta eficiencia que no tiene parangón, con un motor eléctrico con una potencia combinada de 490 kW (666 CV) y una caja de cambios con un par de hasta 28 000 Nm. En función de las necesidades específicas de cada operación, habrá disponibles distintas opciones de tomas de fuerza, adaptadas a cada tipo de aplicación y requerimientos individualizados de cada operador.

Las baterías de tracción de alta densidad energética utilizan la última generación de tecnología de celdas de iones de litio y se ensamblarán en una planta de producción de Volvo. Un camión eléctrico con seis módulos de baterías tiene una capacidad nominal de 540 kWh, lo que permite una autonomía de hasta 300 km.

Los camiones ofrecen dos formas de carga: carga de CA de hasta 43 kW, la cual resulta ideal para cargar durante la noche, o bien una carga de CC, mucho más rápida, de hasta 250 kW. Esta es particularmente útil cuando se conduce en dos turnos o cuando se necesite cargar el vehículo durante la pausa para el almuerzo y así aportar un plus de autonomía. Con un cargador de CC de 250 kW se puede cargar hasta el 80 por ciento de la capacidad de la batería en menos de 90 minutos.

Además de los camiones eléctricos, Volvo Trucks también ofrece un ecosistema completo de soluciones de servicio, mantenimiento y financiación específicamente diseñadas para los transportistas con el fin de contribuir a facilitar y acelerar su transición hacia el transporte electrificado.

Comparte en:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *