Optimismo de Solbes ante el impacto de la subida del precio del petróleo en la economía

«AMDPress.- El vicepresidente segundo y ministro de Economía y Hacienda, Pedro Solbes, asegura en un informe presentado el pasado 27 de agosto ante el Consejo de Ministros en el que analiza la evolución reciente de la economía española que el impacto de la subida del precio del petróleo sobre el crecimiento económico será limitado.

Por el contrario, las Cámaras de Comercio consideran que el mantenimiento de niveles de precios del crudo como los actuales nos alejarían, tanto este año como el próximo de un crecimiento del PIB del 2,8% y 3%, respectivamente.

Según las estimaciones de la Agencia Internacional de la Energíam (AIE), el precio máximo del petróleo registrado durante el mes de agosto (43 dólares/barril) incluye una prima de riesgo de alrededor de 15 $, que se explica tanto por factores estructurales como coyunturales.

Entre estos, figuran la retirada de la producción de Yukos; el temor a una paralización de la producción petrolífera en Venezuela; los sabotajes a los oleoductos iraquíes y la subestimación del incremento de la demanda de crudo por parte de China. Todos estos factores suponen, según la AIE, un incremento del precio de entorno a los 11 $ y podrían desaparecer en los próximos meses. Una vez eliminados esos elementos coyunturales, el escenario base del precio del crudo es de 33$.

Según las estimaciones del Ministerio de Economía, un incremento del precio del barril de 3$ por encima de esa cifra, restaría 0,2 puntos porcentuales al crecimiento en 2005 y elevaría la inflación 0,1 puntos porcentuales.

El efecto euro contribuye a restar gravedad a esta escalada de los precios del crudo, que se sitúa en 35 euros el barril, por debajo de los valores registrados en el año 2000. Además, en términos reales el shock actual no es comparable a los anteriores, ya que los precios son inferiores a la mitad del precio promedio de 1980.

De hecho, los últimos datos de coyuntura europea en el segundo trimestre del año siguen poniendo de manifiesto una consolidación del crecimiento económico internacional.

El análisis elaborado por el Ministerio de Economía refleja también el alto grado de dependencia energética de la economía española. Mientras en la Unión Europea el consumo energético en 2002 era un 1% inferior al de 1980, en España había crecido un 40%.

En relación a este tema, las Cámaras de Comercio destacan la necesidad de tomar medidas urgentes que modifiquen a medio y largo esta fuerte dependencia histórica. Para conseguirlo proponen que se concreten políticas que permitan un ajuste de cantidades «»“ya que los precios de esta materia prima no los podemos controlar»».

En definitiva, el documento plantea una mayor eficiencia en el uso de estas energías tanto en la producción, como consumo privado y doméstico, que fomente el ahorro energético, junto con la investigación e innovación de nuevas y renovables fuentes de energía y la diversificación de las fuentes energéticas ayudarían a minimizar el impacto de la fluctuación de los precios del crudo»», afirman.»

Comparte en:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *