Las asociaciones profesionales se oponen a la prohibición de la circulación de camiones por la AP-7

El transporte por carretera perdió actividad el último cuatrimestre de 2020 y experimentó una subida de los costes.

El Servicio Catalán de Tráfico, Trànsit, ha publicado este viernes una Resolución restringiendo la circulación de los vehículos o conjuntos de vehículos que superen los 7.500 kg de masa máxima autorizada, MMA, o masa del conjunto, MMC, en la autopista AP-7 entre los puntos kilométricos 84.5, en Maçanet de la Selva, y 281.0, en L’Hospitalet de I’infant, entre las 17 y las 22 horas todos los domingos del mes de septiembre.

Como ya se venía anunciando tal medida, la Confederación Empresarial de Transportes por Carretera de Cataluña, CETCAT, miembro de la CETM, presentó junto con otras organizaciones de transporte locales y autonómicas un Recurso ante los Tribunales de lo Contencioso-Administrativo para pedir la suspensión “cautelarísima” de la prohibición de circulación a los camiones por la AP-7 los domingos del presente mes de septiembre.

Según ha comunicado la Confederación Española de Transporte de Mercancías; CETM, la razón principal es que las organizaciones del transporte catalán entienden que no hay ninguna justificación que avale la adopción de dicha prohibición y se sienten, una vez más, señalados y criminalizados por la Administración.

La Confederación de ámbito nacional apoya “con rotundidad a CETCAT puesto que la decisión que ha tomado el Servicio Catalán de Tráfico perjudica seriamente a las empresas de transporte y atiende a razones injustas”. Según se ha señalado, la decisión de la prohibición de la circulación de los camiones parte de las retenciones producidas en el tráfico cuando expiró la explotación por parte de Abertis de esta autopista y de la que se culpa alo tráfico de camiones.

Para la CETM, el argumento «se trata de un pretexto que Trànsit ha utilizado para lograr que los camiones abandonen las autopistas, sin tener en cuenta que afecta a un sector fundamental para garantizar el funcionamiento de la cadena de suministro». Además, la Confederación razona que los atascos no se produgeron por la presencia de los camiones, sino por la operación retorno de vacaciones y «la falta de previsión y dejadez» de la explotadora Abertis por no haber retirado los pórticos de acceso a la autopista.

Por último, la Confederación de empresas de transporte ha señalado que “al igual que nuestra Confederación en Cataluña, confiamos en que los Tribunales de Justicia amparen nuestros derechos e instamos a Trànsit a que elimine esta prohibición que no es la solución real a las retenciones de la AP-7”.

Comparte en:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *