La IRU solicita a la UE que no modifique sustancialmente la regulación sobre el sector

«AMDPress.- La Unión Internacional de Transportes por Carretera (IRU) ha expresado su deseo de que la nueva regulación comunitaria sobre tiempos de conducción y descanso para el sector se mantenga lo más próxima posible a la actual. La industria del transporte considera que sólo son necesarios pequeños cambios técnicos en las reglas existentes, por lo que pide al Parlamento Europeo que tome en cuenta sus recomendaciones durante la votación en segunda lectura del proyecto de directiva, que tendrá lugar en el pleno de la próxima semana.

La IRU considera que la regulación existente sobre tiempos de conducción y descanso para el transporte por carretera ya es una normativa equilibrada. En este sentido, la industria argumenta que las reglas europeas para asegurar la seguridad en las carreteras son mucho más restrictivas que las existentes en países como Estados Unidos y Japón.

Ante esa realidad, los representantes del sector han pedido a los eurodiputados que tengan en cuenta sus recomendaciones en la postura que deben adoptar la próxima semana. La IRU considera que estas medidas son fundamentales para el buen funcionamiento de un sector de enorme importancia en la economía europea. Como muestra, los últimos datos aseguran que el 70% de los bienes en Europa viajan por carretera, porcentaje que aumenta hasta el 90% si se tiene en cuenta el valor de los mismos.

Una de las medidas que más preocupan en el seno de la industria del transporte es la enmienda presentada por el Parlamento Europeo a la propuesta de directiva, en la que pide que el nuevo ámbito normativo se aplique también a los vehículos comerciales de menos de 3,5 toneladas, actual límite de separación entre aquellos que han de cumplir la legislación sobre transporte comercial y los que no. La IRU se muestra totalmente en contra de la propuesta de los eurodiputados, que supondría un enorme aumento de los costes en el sector, así como la aparición de importantes problemas técnicos para adaptar los pequeños vehículos comerciales a algunos requisitos técnicos, como la instalación de tacógrafos.

En el ámbito de los tiempos de descanso que deben cumplir los conductores, la IRU se opone a otra enmienda introducida en el debate parlamentario, que aumenta de 11 a 12 horas el tiempo de descanso diario y permite su división. La industria solicita que se mantenga la normativa actual, que obliga a un periodo de reposo de 11 horas. En cambio, está a favor de la propuesta de los eurodiputados para que se mantenga la norma actual sobre el descanso semanal de los conductores, en contra de la visión del Consejo, que impediría a los conductores trabajar seis días a la semana de forma habitual.

La Unión Internacional de Transportes por Carretera también se muestra de acuerdo con las enmiendas presentadas por la comisión parlamentaria sobre tiempo máximo semanal de conducción -que elimina la propuesta del Consejo de limitarlo a 56 horas- y sobre las pausas que deben hacer los conductores durante los viajes, actualmente de 45 minutos por cada 4,5 horas de viaje, y que el Consejo pretende transformar en 5 minutos por cada media hora. Los argumentos de la IRU explican que la primera medida impediría a muchos conductores que cubren largas distancias descansar en sus domicilios, y que la segunda sólo supone complicar el cálculo de las pausas.»

Comparte en:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *