La factoría de Mercedes-Benz en Vitoria recibe la visita del Rey Don Juan Carlos I

La planta de Vitoria cumple este año su 60º aniversario.
La planta de Vitoria cumple este año su 60º aniversario.

El Rey Don Juan Carlos I visitó ayer, 20 de mayo, la fábrica de Mercedes-Benz en Vitoria, Álava, para participar en el evento en el cual se dieron por concluidas las mejoras introducidas por el constructor alemán en la planta alavesa, que ha recibido una inversión de 190 millones de euros para adaptarse a las necesidades de la futura generación de furgones y furgonetas que lanzará al mercado la firma germana.

El primer fruto de esta inversión fue el inicio de la producción, el pasado mes de marzo, del nuevo monovolumen Mercedes-Benz Clase V. En unos meses, ya en otoño, se iniciará la fabricación de la nueva Mercedes-Benz Vito.

Como es habitual en este tipo de actos, multitud de personalidades acudieron al evento: Dieter Zetsche, presidente de la Junta Directiva de Daimler AG; Volker Mornhinweg, jefe de Mercedes-Benz Vans; José Luis López-Schümmer, presidente y consejero delegado de la filial española de Daimler, y Emilio Titos, director general de la planta de Mercedes-Benz en Vitoria-Gasteiz.

La visita del Rey se desarrolló en presencia del lehendakari del Gobierno vasco, Iñigo Urkullu, el ministro español de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, y la consejera de Industria del Gobierno Vasco, Arantza Tapia.

Dentro del proyecto de modernización de la factoría se ha prestado especial atención a las instalaciones de montaje bruto, pintura y montaje final, que se han adaptado a la producción de las nuevas furgonetas medianas de la marca de la estrella.

En la actualidad la fábrica de Vitoria, la segunda más grande en el mundo de las que posee de Daimler AG dedicdas a la fabricación de furgonetas, cuenta con una plantilla de 3.500 trabajadores, a las que hay que sumar los aproximadamente 13.000 puestos de trabajo indirectos. La factoría celebra este año su 60 aniversario como planta automotriz. El primer vehículo salió de las líneas de producción en 1954, pero no fue hasta 1981 cuando Daimler-Benz AG asumió el control del centro productivo alavés. Hoy cuenta con una superficie de 370 000 m² dentro de un terreno de 600 000 m². En ella se producen cada año alrededor de 75.000 furgonetas que son exportadas a todo el mundo, informan fuentes de Mercedes-Benz.

La planta vitoriana es uno de los centros industriales más importantes del País Vasco: en 2012 generó «cerca del 2,4 % del producto interior bruto (PIB) del País Vasco y el 7,4 % del volumen de exportación vasco».

Comparte en:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *