Juan Gatnau, presidente de Astrae: «Tenemos demasiados corsarios en la carretera»

Juan Gatnau ha estado especialmente duro al definir la situación del sector.

«Tenemos demasiados corsarios en la carretera. Y los extranjeros que vienen aquí en lo de ser corsarios son más profesionales«. Éste es sólo uno de los titulares que ha dejado la intervención de Juan Gatnau, presidente de Asociación de Empresas de Transporte Especial (Astrae), durante la celebración de la Asamblea General de la entidad, celebrada hoy, 14 de junio, en Boadilla del Monte (Madrid).

En palabras de Gatnau, «el sector del transporte especial está asilvestrado» por culpa de las decisiones tomadas por la Dirección General de Tráfico (DGT), que ha modificado el sistema de concesión de autorizaciones «para que éstas sean más amplias y haya que pedir menos«, tal y como ha explicado durante la jormada María Anuncia Ocampo, jefa de Autorizaciones Especiales de la DGT.

Sin embargo, esos cambios que han sido introducidos por la Administración con el objetivo de «reducir las cargas administrativas para el ciudadano» están teniendo como efecto secundario «una desregulación del sector, tal y como ha denunciado públicamente Gatnau hoy.

Uno de los problemas que encima de la mesa de quienes se dedican al transporte especial es el que atañe a los informes generalizados que, por ejemplo, ha emitido Fomento con el objetivo de que una única autorización baste para circular (con muy contadas excepciones) por todas las carreteras de titularidad estatal.

«El problema es que no todos los titulares de las infraestructuras emiten esos informes genéricos«, ha explicado el presidente de Astrae, para quien las empresas del sector están «condenadas a trabajar de forma complicada«.

En palabras de Gatnau, una de las principales causas que favorecen la aparición de «corsarios» es que «aquí, cada tres o cuatro años cambias el nombre de la empresa y no pasa nada. No hay una persecución efectiva del infractor, que cada cierto tiempo se vuelve a vestir de blanco y actúa sin problemas«.

Por eso, el presidente de Astrae es partidario de que haya «más controles en las carreteras«, circunstancia harto complicada si damos por bueno el dato que ha aportado Gatnau durante su intervención: «desde 2008 ha desaparecido el 40% o 50% de la Guardia Civil«.

El subdtor. gral. de Tráfico, Jaime Moreno, flanqueado por Gatnau y por la jefa de Autorizaciones Especiales de la DGT, Mª Anuncia Ocampo.

El subdirector general de Tráfico, Jaime Moreno, encargado de clausurar la Asamblea, ha subrayado que pese a que «a todos nos gustaría que hubiera más integrantes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil» lo cierto es que «los efectivos son los que son«.

Y eso que poco antes Moreno había defendido que la DGT había introducido cambios en el sistema de autorizaciones de transporte especial porque sus responsables son «partidarios de un control in situ y no de uno apriorístico«.

Y precisamente para eliminar ese «control apriorístico» es por lo que la DGT ha modificado los criterios de concesión de autorizaciones para transporte especial, que, como ya hemos apuntado, tienen ahora un carácter más amplio «para que haya que haya que pedir menos«.

Así se desprende de los datos que María Anuncia Ocampo había compartido previamente con los asistentes a la Asamblea de Astrae. Y es que, pese a que las solicitudes de autorización para llevar a cabo transportes especiales cayeron un 10% en 2016, el número de viajes efectivamente realizados y comunicados a la DGT creció un 2%, pasando de los 54.852 en 2015 a los 55.983 en 2016. Es decir, se hicieron más viajes con muchas menos autorizaciones.

Comparte en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *