Iveco celebra la producción del Eurocargo número 600.000 fabricado en Brescia

La plantilla de la factoría de Brescia celebrando la producción del Eurocargo número 600.000.

Iveco ha celebrado estos días la producción del Eurocargo número 600.000 producido en la Planta de Brescia, un centro de producción icónico de la marca que ha jugado un papel clave en cada generación de este vehículo, cuyo glorioso pasado va de la mano con una innovación constante e innovadora. La Planta de Brescia siempre ha sido el corazón de las operaciones de producción del Eurocargo, gracias al compromiso y la pasión que su plantilla de alrededor de 1.600 empleados dedica a sus puestos de trabajo.

El director de la Planta de Brescia, Marco Colonna, ha declarado: “Celebramos con gran orgullo la producción del Eurocargo número 600.000, cuya cuarta generación ha disfrutado de un éxito continuo durante muchos años. Este vehículo emblemático no podía funcionar con nada más que gas natural comprimido (GNC), una reafirmación tangible del compromiso constante de Iveco con la movilidad sostenible.

Presentado en 1991, el Eurocargo diseñado por Bertone fue concebido para ser uno de los vehículos industriales más innovadores del mercado, como se refleja en su notable éxito de ventas, con una plataforma de cabina modular que permite un amplio margen de personalización del vehículo sin aumentar los costes. La importante historia que tenemos detrás ahora nos guía en un camino de mejora continua e innovación que, en los próximos años, verá a nuestros vehículos evolucionar para volverse más ecológicos que nunca.

Pionero en sostenibilidad, Iveco se compromete cada día a reducir activamente las emisiones de CO2 con sus vehículos de energía alternativa, que ofrecen la solución ideal para la transición energética de la industria del transporte. El gas natural beneficia tanto al medio ambiente como a la economía, ya que es la solución más eficaz disponible hoy para las necesidades del mañana. Los modelos Eurocargo que funcionan con gas natural también son extremadamente silenciosos, lo que los hace ideales para todas las misiones urbanas.

El equipo con sede en Brescia trabaja en sinergia en todas las fases de la producción, desde el montaje del chasis hasta la carrocería de la cabina, el pintado y la instalación de la transmisión, pasando por el ajuste del revestimiento interior y hasta la inspección final. La fábrica también produce versiones especiales para aplicaciones militares y extinción de incendios. Esta flexibilidad es posible gracias al trabajo en equipo y al sistema de producción integrado ‘World Class Manufacturing’, introducido en 2007 con el objetivo de lograr cero defectos, ineficiencias, desperdicios y accidentes. Esto le da al Eurocargo una ventaja, no solo por su diseño, sino también por su rendimiento.

Comparte en:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *