Gasnam reivindica el gas natural como «la única solución real y económica al transporte pesado de mercancías”

José Ramón Freire, a la izquierda, durante su participación en I Foro sobre Gas Natural Vehicular.

José Ramón Freire, presidente de la Asociación Ibérica de Gas Natural para la Movilidad (Gasnam), reivindicó el pasado 28 de junio en Madrid al gas natural como “la única solución real y económica al transporte pesado de mercancías”.

Freire hizo una cerrada defensa de este combustible alternativo durante la inauguración del I Foro sobre Gas Natural Vehicular organizado por la Dirección General de Industria, Energía y Minas de la Comunidad de Madrid, la Fundación de la Energía de la Comunidad de Madrid y la propia Gasnam. Durante su participación en el acto, el presidente de Gasnam abogó por “dejar a un lado la neutralidad tecnológica”, para fomentar el uso de energías alternativas verdaderamente eficientes.

Por su parte, Javier Ruíz Santiago, viceconsejero de Economía e Innovación de la Comunidad de Madrid, anunció en este sentido que ya se está trabajando para “sustituir los vehículos de gasóleo de la flota pública de transporte y servicios por vehículos propulsados por GNC”.

Además, Ruíz Santiago adelantó la puesta en marcha de varios planes de movilidad sostenible de la Comunidad de Madrid para fomentar el uso del gas natural como combustible tanto en medios de transporte públicos como particulares.

Freire participó en el congreso protagonizando una ponencia en la que analizó la situación del mercado de vehículos a gas natural. En su discurso destacó que «es imprescindible priorizar en función del volumen de petróleo desplazado a la hora de promover los combustibles alternativos«. Y en este sentido subrayó que «el gas natural desplazó en 2016 el equivalente a 142.000 toneladas de derivados del petróleo, aproximadamente 80 veces más que el siguiente de la lista».

El presidente de Gasnam detalló «las ventajas del gas natural frente a los combustibles derivados del petróleo» e incidió en el hecho de que el GNV no solo tiene una ventaja competitiva medioambiental -por tratarse de un combustible de emisiones ‘casi cero’– sino que «también tiene una ventaja económica, ya que supone un ahorro del 30% respecto al diésel y un 50% respecto a la gasolina, y ventajas administrativas, como el acceso a subvenciones nacionales o autonómicas y beneficios en las normativas locales de circulación».

Comparte en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *