Francia pretende que los “camiones extranjeros” paguen por circular por sus carreteras

Desde la Comisión Europea no han tardado en oponerse a la medida.
Desde la Comisión Europea no han tardado en oponerse a la medida.

La nueva ministra francesa de Ecología, Ségolène Royal, ha confirmado en una entrevista televisiva a una cadena del país galo que está en estudio la creación de una tasa especial para que los transportistas extranjeros paguen por la utilización de sus carreteras, un asunto del que se ha hecho eco la agencia Efe, que añade que esta tasa especial podría articularse mediante peajes en las carreteras o a través de un pago al atravesar la frontera.

“Es legítimo que un camión extranjero que no compra su gasolina en Francia contribuya al mantenimiento de las autopistas francesas”, subrayó la ministra, quien justifica esta tasa que discrimina entre transportistas nacionales y procedentes de otros países en que estos últimos no están sometidos a impuestos galos como el de los carburantes.

Royal señaló que muchos transportistas atraviesan Francia sin repostar. Para ello llenan los depósitos en países como España y Luxemburgo (casos que Royal citó expresamente), donde el combustible resulta más barato.

Rechazo de la Comisión Europea
Ante el polémico anuncio, la Comisión Europea, a través de Helen Kearns, la portavoz del comisario de Transportes, ha criticado la medida al considerar que “no se puede aplicar un sistema discriminatorio entre franceses y extranjeros, es un principio de base tanto para los camiones como para los coches”, según ha reflejado también la agencia Efe.

La portavoz de Transportes de la CE argumenta que ese debate ya se había producido con Alemania, que había sometido varios escenarios para imponer tasas a los coches extranjeros, y Bruselas respondió negativamente. La ministra francesa, sin embargo, ha negado que su idea de crear una tasa específica para los camiones extranjeros, que no pagan ciertos impuestos en Francia, contravenga las reglas europeas de no discriminación.

De hecho, Ségolène Royal fue más allá todavía al afirmar que pretende “restablecer una justa competencia” entre los camioneros franceses, que tienen que pagar el impuesto de combustibles en Francia, y los extranjeros que atraviesan su territorio sin llenar el depósito y evitan utilizar las autopistas de peaje.

Comparte en:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *